Frutales con raíces profundas

Amplias medidas sanitarias se adoptan para garantizar la calidad de las posturas

Los frutales son para esta Isla un elemento esencial en su geografía y sello distintivo para su reconocimiento, no solo en el ámbito nacional.

 

Amplias medidas sanitarias se adoptan para garantizar la calidad de las posturas

Fotos: Gerardo Mayet Cruz

Los frutales son para esta Isla un elemento esencial en su geografía y sello distintivo para su reconocimiento, no solo en el ámbito nacional.

Plagas, mal manejo de las plantaciones y otras causas objetivas y subjetivas dieron al traste con la llamada ínsula de las mejores toronjas del mundo y los melones de ensueño.

A la luz de los nuevos tiempos y en consonancia con el Lineamiento 195 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución que plantea: “Reanimar la actividad citrícola, incrementar la producción de otras frutas y asegurar la comercialización eficiente de sus producciones en los mercados nacional e internacional…”, los pineros acometen acciones desde el pasado año para dar cabal cumplimiento a ese propósito y revertir la situación actual.

UN PROGRAMA A MEDIANO PLAZO

Nadie mejor que Camilo Company Azcuy, director general de la empresa agroindustrial frutícola Jesús Montané Oropesa, para explicar sobre la estrategia de siembra de frutales en el Municipio.

“Hay que señalar como inicio de las labores el 2010 para algunas variedades y el 2011 en el caso específico de los cítricos.

“El plan hasta el 2020 incluye la cementación de guayaba, fruta bomba, mango, coco, piña, plátano, toronja, lima persa y otras poco conocidas como el maracuyá y la fresa, con un área superior a las

2 000 hectáreas”.

Explicó que en la actualidad se prioriza el mango, la guayaba y la piña que dan garantía al proceso industrial con la elaboración de pulpas, jugos y dulces con destino a la población.

El ingeniero Díaz Navarro muestra una excelente planta de guayaba lista para sembrar

EN EL CORAZÓN DEL PROYECTO

Es en el vivero donde se gana la primera batalla, por ser en definitiva el lugar idóneo para la obtención de posturas de calidad, resistentes a las enfermedades y plagas y con gran adaptabilidad a las condiciones climáticas del territorio.

Para conocer de esta labor intercambiamos con el ingeniero agrónomo Francisco Díaz Navarro, especialista principal, quien se refirió a la rigurosidad en todo el proceso previo a la obtención de la postura deseada.

“Ahora mismo, dice, no existe ningún tipo de plagas u otras enfermedades y todas las plantas están certificadas por Sanidad Vegetal”.

Un aval que no se puede obviar en este colectivo es la vasta experiencia en estas labores y su compromiso total, conscientes de que ellos forman parte de la avanzada.

EL EMBLEMÁTICO CÍTRICO 

Realmente impresiona el esmero y la dedicación allí reinantes y la coordinación prevaleciente para que no escape detalle alguno.

Un recorrido por los diferentes viveros tapados con rigor y con especiales medidas de seguridad da muestras de que se trabaja con total seriedad.

Company Azcuy interviene de nuevo en el diálogo para informar que ya se labora para sembrar este año las primeras 50 hectáreas de lima persa, con lo que se dará realmente inicio a la reanimación citrícola territorial en áreas de la granja Patria y el Enlace.

En el empeño de hacer realidad el proyecto está la cooperación del Grupo de Difusión Tecnológica, cuya investigadora titular, la ingeniera Anicia Pardo Lazo da cuenta del compromiso del colectivo que dirige en aras de que los pineros podamos degustar nuestra  rica toronja.

Si no suceden imprevistos de fuerza mayor por el camino y reina el mismo entusiasmo y dedicación de los trabajadores de los viveros, se puede afirmar sin titubeos que el programa de frutales avanza con raíces firmes y profundas.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}