Frijol canavalia mejora suelos en Isla de la Juventud

Foto: Internet

Especialistas en Isla de la Juventud introducen la siembra del frijol canavalia ensiformis como abono verde para el mejoramiento de la capa vegetal, cuya fase experimental permite augurar excelentes resultados.Yosvany Columbié, jefe del organopónico La Cascada en el Consejo Popular La Fe, comentó que plantó en 0,4 hectáreas 35 frijoles y cosechó seis quintales, en su mayoría distribuidos como semilla a la empresa ganadera para la producción de alimento animal y a Sanidad Vegetal, que lo aprovechará como insecticida.
Apuntó el ingeniero agrónomo que también se destinó un lote del grano de la leguminosa al establecimiento de tabaco para sembrarlo como cobertura, en tanto, Tomás Betancourt, director de la agroindustria local, confirmó que ya intercalaron la canavalia en el cafetal, cuyos beneficios ya se aprecian.
José Orta, integrante del Grupo Nacional de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, elogió la calidad del sustrato en el aludido organopónico, beneficiado con la siembra de la leguminosa (oriunda de Centroamérica), que además de nitrógeno, potasio y fósforo le aportó suavidad.
He apreciado en el territorio una excelente práctica, me llevo granos de alta calidad para distribuirlo entre los productores de referencia en el país, como parte de mi labor extensionista, por lo importante que es generalizar su siembra a partir de los múltiples usos del cultivo en la actividad agropecuaria, subrayó.
La utilidad de ese frijol radica en que se puede aprovechar como abono verde por su capacidad de capturar el nitrógeno del aire y almacenarlo en sus raíces para abonar tanto a la planta como al suelo, apuntó Alexnurin Columbié, especialista de la delegación territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.
Esta planta funciona como controlador biológico de babosas (lapas), caracoles, hormigas, y otros insectos, así como de malezas; tributa al incremento de la materia orgánica en el terreno; fija el nitrógeno atmosférico y regula la erosión para mantener los estándares de humedad en el suelo, explicó.
Precisó que los suelos del municipio especial son de muy baja fertilidad, por la escasa profundidad, intensa erosión y drenaje deficiente, poca retención de la humedad, bajo contenido de materia orgánica y fuerte acidez.

Isla de la Juventud Medio Ambiente
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *