#FMContigo en la protección

A sus 71 años y después de dedicar la vida a la hermosa labor de educar, Marina Aguilar Jerez no halla una manera mejor de sentirse útil que colocarse frente a su máquina de coser para confeccionar nasobucos, medios de protección usados por los cubanos.

Esta jubilada del sector educacional, vecina del Panel 2 en el poblado La Fe, tiene la satisfacción de aportar a esta humana tarea, un llamado de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) a las féminas del país para contribuir a una necesidad nacida de la propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 por el orbe.

Una de las acciones de la FMC fue la entrega de nasobucos a embarazadas en el hogar materno de La Fe. Foto: Diana Hernández

También visitan los hogares y cooperan con las pesquisas las federadas, unidas a un cederista, un cuadro político, un médico de la familia y los estudiantes de Medicina, equipo que integran 20 grupos de trabajo creados en el Municipio para apoyar al sistema de atención primaria de salud desde la comunidad.

Maritza Garoz Mojena, miembro del secretariado de la FMC aquí, refirió que desde el 25 de marzo las pineras están inmersas en estos menesteres y Marina es una de las más de 20 que de manera gratuita, y sensibilizándose con la situación actual del territorio, hace nasobucos para entregar a adultos mayores, embarazadas en hogares maternos, médicos, vecinos y otros.

Para Marina confeccionarlos es la mejor manera de sentirse útil. Foto: cortesía de la FMC.

Miles de esos accesorios han sido elaborados en la Isla de la Juventud, acción reconocida por la Federación, organización que insiste, además, en la permanencia de las personas en sus casas con el propósito de evitar contagiados.

Para Marina confeccionarlos es la mejor manera de sentirse útil. Foto: cortesía de la FMC.

Garoz Mojena destacó el rol de las dirigentes de base –bloques y delegaciones– en función de brindar ayuda a adultos mayores, así como a personas con discapacidad o vulnerables a la COVID-19, en especial hipertensos y diabéticos.

Asimismo, instó a la familia a no permitir la salida de las viviendas de los adolescentes, en lo fundamental, quienes suelen reunirse en esquinas de calles o portales para intercambiar, lo cual constituye un riesgo y deben tener percepción de ello; estos deben concentrarse en los estudios, atender las orientaciones de los teleprofesores y autoprepararse para cuando retomen las clases.

La FMC, a partir de indicaciones del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y la máxima dirección de la organización, aprovecha sus fortalezas en el barrio para enfrentar la pandemia.

Muchas de las dirigentes de base tienen más de 65 años, ahora las más jóvenes asumen como activistas en la persuasión que es hoy el principal combate, siguiendo, además, las indicaciones del Consejo de Defensa Municipal, presidido por Zunilda García Garcés, y cumpliendo con disciplina cada medida, pues tienen la convicción de que #CubaSalva y por ello está la #FMContigo.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *