Flora puso mirada al futuro

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Si pregunta en su centro laboral por Florencia es posible que no la conozcan, pero si dice Flora enseguida la mandan a buscar, sin rodeos la califican de súper chévere, creativa, incansable… Cuando llega, la ponen al teléfono y queda concertada la entrevista.

“Así fue: mi mamá me dio a luz en el hospital de Mayarí, en Holguín, el 23 de agosto de 1960, el mismo día que nuestra eterna presidenta Vilma Espín Guillois fundó la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en la capital del país; allí en el acto, según he leído en la prensa, había mucha efervescencia porque se fusionaron en una sola las organizaciones femeninas, y Fidel habló con las más bellas de sus palabras”.

Con sentido del humor aclara que aunque la llaman Floraella nada tiene que ver con aquel demonio de vendaval que durante 110 horas arrasó la región oriental en octubre de 1963.

“Mis padres eran campesinos, me dieron buenos modales y quisieron que fuera una Mariana como Vilma, Celia, Melba, Haydée y otras muchas valiosas cubanas”. Desde niña tuve metas, las alcanzaba y surgían otras: terminé el noveno grado, llegué a la Isla en 1975 por un llamado de la FMC para trabajar en la zafra citrícola, llevo aquí 43 años y soy fundadora de la Empresa de Cítricos, hoy Empresa Agroindustrial Comandante Jesús Montané Oropesa, donde laboro de especialista en Recursos Humanos.

Le sobró coraje para combinar el trabajo con los quehaceres en casa y el estudio cuando puso su mirada en el futuro.

“Estando en el envasadero de cítricos André Voisín iba los sábados al politécnico 19 de Abril, agotada pero dispuesta, hasta obtener el título de técnica de nivel medio en Agronomía.

“Me casé, tuve un varón precioso, mi único hijo, y nunca falté por gusto al trabajo; aprendí a conjugar las tareas laborales, con la atención al niño, pero le enseñé cómo debía ser él cuando fuera padre; lo hice dándole el mejor ejemplo: no ayudar, sino compartir los quehaceres de la casa.

“También infundiéndole valores como el de la caballerosidad, honestidad. Ya tiene 40 años, es graduado de técnico de nivel medio en Comercio y Gastronomía, militante de la UJC; yo lo soy del Partido, y me ha dado tres nietos que adoro…”.

Su delegada de circunscripción invitó a Florencia Torres Octavio, en febrero último, al seminario que impartió Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y secretaria general de la FMC nacional, previo a la celebración del X Congreso de la FMC en el 2019.

“Salí emocionada y muy instruida del encuentro por la manera original de hacernos comprender a las federadas nuestro rol en casa, la comunidad y en la actualización del modelo económico.

“Vivo en la Comunidad 13 de Marzo, donde tenemos una delegación directa de la FMC y aunque la reforzamos con jóvenes ellas empiezan con mucho entusiasmo y después decaen en la tarea, porque les falta más atención.

“Pronto será nuestra asamblea X Congreso y estoy segura que revertiremos esa situación. Ahora nos preparamos bien para opinar y proponer en la consulta popular al proyecto de nueva Constitución y el inicio del debate el 13 de agosto ha sido el mejor homenaje a Fidel en el aniversario 92 de su natalicio, porque Fidel sigue vivo, es un padre entrañable, con una gran sensibilidad humana, de quien aprendimos a ser consecuentes con los principios y la unidad”.

Otras de la Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *