Fin de intensivo, pero no de vigilancia

Foto: Archivo

Tras cinco semanas de trabajo culmina el intensivo contra el mosquito del género Aedes en la Isla de la Juventud con resultados satisfactorios.

Pese a que aún se mantiene el índice de infestación en 0,14, por encima de lo permisible, autoridades del Centro Municipal de Lucha Antivectorial destacan la importancia de la campaña para el control del vector, lo que ha permitido que el territorio cierre el primer semestre sin transmisión de ninguna de las cuatro enfermedades de las que el mosquito es responsable.

El apoyo de la población fue decisivo en esta jornada, como evidencian el cumplimiento al 99 por ciento de la fumigación intradomicialiaria -con un universo de 27 208 de las que solo tres quedaron sin ser tratadas- y el cien por ciento en la extradomiciliaria.

Con carácter intersectorial la estrategia que durante poco más de un mes se llevó a cabo en el Municipio sirvió además para eliminar posibles focos originados por riesgos ambientales fuera de las viviendas, así como para instruir a los pobladores en la creación de contenedores de Bactibev, pues son los depósitos de almacenamiento de agua los escenarios más vulnerables a la proliferación del insecto.

Aunque terminó este ciclo, la vigilancia contra el vector es tarea continua, para ello los trabajadores del mencionado centro se vuelcan ahora a la sostenibilidad de las áreas fronterizas (aeropuerto y los puertos de carga y de pasajes) y al continuo llamamiento a extremar las medidas de cuidado durante los meses de verano.

Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *