Fiesta del arte que burló al bloqueo

Foto: Diego Rodríguez Molina

Entre canciones, bailes, auténtico son cubano e interminable júbilo compartido por sus más de 80 alumnos, familiares y maestros, abrió este lunes una nueva etapa la escuela elemental de arte Leonardo Luberta Noy, única de su tipo en la Isla de la Juventud.

Lo lograron a pesar de las consecuencias directas del asedio económico del gobierno estadounidense sobre los sectores educacional y cultural, y su incidencia brutal en la instrucción artística al prohibir la adquisición de costosos instrumentos musicales y accesorios, zapatillas y vestuarios para la danza, libros de lectura musical y cuadernos pautados, entre otros necesarios recursos que el Estado cubano garantiza a costa de incontables sacrificios.

Foto: Diego Rodríguez Molina

Por eso festejaron por todo lo alto el inicio del curso escolar 2018-2019 en un centro remodelado, que además de cuidar con celo, lo alegran cada día con la armonía de coros, guitarra, saxofón, piano, sueños, el debate inteligente en aulas y salones, y de danzas ensayadas por los estudiantes en busca de la perfección antes de presentarlas al público.

Ante las principales autoridades locales, encabezada por Ernesto Reinoso Piñera, primer secretario del Partido en la Isla, los sorprendidos nuevos alumnos y el orgullo de padres y familiares presentes en el acto de fin de curso, los muchachos dieron muestras de destreza en las obras interpretadas y los educadores patentizaron el empeño de profundizar en la formación ideológica y patriótica que afiance valores y convicciones consecuentes con el legado de Martí y Fidel.

Foto: Diego Rodríguez Molina

Así lo expresó la directora Telma Estrada Hidalgo en esta jornada de compromisos donde no faltó el propósito colectivo, como lo manifestó a este periodista la subdirectora artístico-pedagógica Yanet Mayté Rodríguez Hernández, de ampliar la participación en acciones culturales en comunidades y abrir un espacio propio con sus grupos, solistas y proyectos artísticos para el sano disfrute de los pineros.

Foto: Diego Rodríguez Molina

 

Educación Otras de la Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *