Historia Isla de la Juventud

Faustino encarnó la conducta de la Revolución

Foto: Internet

Moldeada por la artista de la plástica Thelvia Marín Mederos –ya fallecida–, la escultura erigida a la entrada de Cabaiguán, Sancti Spíritus, perpetúa la memoria del Comandante del Ejército Rebelde Faustino Pérez Hernández y da la bienvenida al visitante y a los lugareños que aportaron el bronce para fundir el monumento. Este es merecido homenaje al combatiente que Fidel admirara y de quien dijera que “había encarnado la conducta de la Revolución”.

Él fue uno de los dos compañeros que siguió junto al Comandante en Jefe después de la dispersión de Alegría de Pío. Con hambre, sed y el acoso de la aviación atravesaron montes y cañaverales hasta llegar a la finca El Salvador, hoy Cinco Palmas, sitio del reencuentro de Fidel y Raúl, donde juraron continuar y vencer.

De procedencia humilde y con gran esfuerzo estudió Medicina, se incorporó desde mediados de 1955 al Movimiento 26 de Julio, recaudó fondos, viajó a México en varias ocasiones y retornó a Cuba en calidad de expedicionario del yate Granma.

El 23 de diciembre de 1956 recibió la orden de cumplir misiones en la clandestina en La Habana desde la que intervino en el traslado en 1957 del periodista estadounidense Herbert Lionel Matthews a la Sierra Maestra para entrevistar a Fidel e informar a Cuba y el mundo que estaba vivo.

También bajo su mando ocurrió en febrero de 1958 el sensacional secuestro del argentino Juan Manuel Fangio, pentacampeón mundial de automovilismo, para llamar la atención y ocupar los titulares de los principales diarios y revistas del orbe, unido a la huelga general del nueve de abril de 1958. Tras el fracaso de la última se reincorpora a la Sierra Maestra donde finaliza la guerra.

Después del Primero de Enero de 1959 y al constituirse el Gobierno Revolucionario asumió importantes tareas: Ministro de Recuperación de Bienes Malversados, el Servicio Médico Rural, la lucha contra bandidos en el Escambray, Sanidad Militar, Playa Girón, embajador en Bulgaria; en 1962, presidente                                         del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos desde donde impulsó el Movimiento Voluntad Hidráulica convocado por Fidel, que establecía en el país un sistema de presas y redes para aprovechar mejor el agua, el cual reportó grandes beneficios para los pineros.

Él fue un genuino martiano, con la capacidad para hacer participar a muchos en las tareas y así con una historia honorable eintegrando el Comité Central del Partido desde su fundación, falleció hace 25 años, el 24 de diciembre de 1992, pero sus valores éticos están en las nuevas generaciones.

Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *