Experto argentino pondera avances de Cuba en cardiología fetal

0617doctor--Pablo-Marantz.jpg

La Habana, 14 jun (ACN) Cuba es un ejemplo para el mundo en el diagnóstico prenatal de las cardiopatías congénitas, con más del 80 por ciento de detección, a diferencia de otros países donde oscila de un 35 al 50 %, aseveró un experto argentino en esta capital.

En diálogo exclusivo con la Agencia Cubana de Noticias, el doctor Pablo Marantz, uno de los pioneros en el orbe del intervencionismo fetal de las cardiopatías congénitas, elogió la alta calificación de los profesionales de la mayor de las Antillas en el diagnóstico prenatal de esas dolencias, el cual es reconocido internacionalmente.

Marantz, quien participa en el Simposio Internacional de Cardiología Fetal que concluye hoy en el habanero Cardiocentro Pediátrico William Soler, significó que esos logros son fruto del programa nacional de detección de cardiopatías congénitas, el cual tiene una experiencia de 30 años y garantiza a los pacientes una mejor calidad de vida, e incorporación a la sociedad.

El profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y jefe de cardiología fetal del hospital italiano de esa capital suramericana, calificó de exitoso el Simposio que reúne a más de un centenar de especialistas de 14 países, incluidos de la nación antillana.

He visitado a Cuba tres veces y aquí me siento como en mi casa, aseveró el también director del hospital infantil Fundación Hospitalaria de Argentina, y señaló que el evento contribuyó a incrementar el intercambio de experiencias y conocimientos, unir a la gente y aprender.

En el Simposio el doctor Marantz impartió varias conferencias que versaron sobre el impacto del diagnóstico prenatal en aras de mejorar la sobrevida de los pacientes; y acerca de la telemedicina para el diagnóstico de las cardiopatías congénitas en el feto.

Otro tema que acaparó la atención de los participantes cubanos y foráneos fue el intervencionismo cardiaco fetal, expuesto por el eminente catedrático de Argentina, proceder que realizan muy pocas naciones, entre ellas Estados Unidos, Austria y Brasil.

En dependencia de cada país el costo de este proceder por ejemplo en Argentina puede llegar a ocho mil dólares, en Estados Unidos aproximadamente vale 60 mil dólares, expresó.

La sobrevida es del 80 por ciento de los casos y la eficacia es de 60 por ciento, el resto de los pacientes van a tener que necesitar la cirugía convencional, precisó el doctor Pablo Marantz, quien en una de sus visitas a Cuba, invitado por el Ministerio de Salud Pública, recorrió ocho provincias, en las cuales constató los avances de la cardiología pediátrica.

Cuba Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *