Examina Presidente cubano programas de empleo y de inversiones en el país

La recuperación en las provincias afectadas avanza, comentó durante la videoconferencia el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez. 
Foto: Estudios Revolución
La recuperación en las provincias afectadas avanza, comentó durante la videoconferencia el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Foto: Estudios Revolución

Como parte del chequeo sistemático a alrededor de una veintena de programas de alto impacto para el desarrollo del país, el Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, pasó revista al comportamiento del empleo y al estado de varias inversiones que actualmente se acometen en diferentes territorios de la Isla.

Según informó la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González Fernández, hoy están ocupados en la economía 4  474 800 personas, entre ellos poco más de tres millones en el sector estatal y alrededor de 1 300 000 en el no estatal.

Explicó que a causa del proceso de reordenamiento laboral emprendido en Cuba desde el año 2009 se han reducido las plantillas infladas, tanto en el sistema presupuestado como en el empresarial. Mientras, se ha incrementado la ocupación en el sector no estatal.

Acerca de las prioridades para el acceso al empleo mencionó a los jóvenes egresados de la educación superior y técnica-profesional, de las escuelas de oficio y especiales, los licenciados del Servicio Militar Activo, las personas que cumplen sanción, los discapacitados y los desvinculados laboralmente.

Igualmente se refirió a la fluctuación de la fuerza de trabajo, sobre todo en las especialidades de las ciencias médicas, pedagógicas, técnicas y económicas. Entre las causas que manifiestan los trabajadores para solicitar las bajas, señaló la voluntad propia, el salario y la lejanía de los centros de trabajo.

A los niveles de subempleo que persisten en la nación se refirió Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quien comentó además que existen personas que ejercen actividades económicas sin autorización para ello y, por tanto, no pagan impuestos.

Argumentó que deben buscarse formas de empleo más atractivas, sobre todo como  parte de los programas de desarrollo integral en los municipios. Ejemplificó con la mecanización que hoy se introduce en la agricultura que humaniza el trabajo en el campo.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros subrayó la importancia de cumplir con el lineamiento 143, aprobado por el 6to. Congreso del Partido Comunista de Cuba, que favorece la incorporación al empleo de las personas en condiciones de trabajar, en particular los jóvenes, como forma de contribuir a la sociedad y a la satisfacción de sus necesidades.

Insistió en la atención que deben prestar los organismos de la administración central del Estado a los recién graduados, para que luego de cumplir el servicio social permanezcan en sus plazas. Para ello, precisó, urge que se sientan parte, que se les escuchen sus criterios y que se involucren en el proceso de toma de decisiones.

Consideró necesario que los organismos y entidades hagan una mejor gestión de recursos humanos, que no se acomoden a la habitual asignación de graduados y realicen otras gestiones para atraer al personal. Hay que usar alternativas y diseñar estrategias para buscar los especialistas y trabajadores que necesitan, precisó.

Díaz-Canel abogó por defender el Código de Trabajo, cuerpo jurídico avanzado que se aprobó en junio del 2014 y es violado en ocasiones por el sector no estatal al no respetarse las vacaciones de los trabajadores o exigirse requisitos físicos para acceder a determinadas plazas. Esto hay que detectarlo, controlarlo y enfrentarlo, porque nuestra Revolución no se hizo para eso, acotó.

En la jornada se pasó revista también al estado de varias inversiones que actualmente se acometen en diferentes territorios de la Isla. Foto: Estudios Revolución

INVERSIONES DE IMPACTO PARA EL PAÍS

La jornada de trabajo del Presidente cubano incluyó además el chequeo a varias inversiones que actualmente se realizan en el país e impactan de manera significativa en su economía.

En esta ocasión, correspondió rendir cuenta del estado de los procesos inversionistas en la Antillana de Acero, de La Habana, en Acinox Las Tunas, en la Planta Cloro Sosa, de Sagua la Grande, así como en el programa de capacidades para el almacenamiento de combustible.

Sobre Antillana de Acero informó su director, Miguel Ángel Solarana Reyes, que el proceso inversionista comprende dos etapas. La primera de ellas prevé la recuperación de capacidades hasta
250 000 toneladas de acero líquido al año; y con la segunda se estima mantener una estabilidad de 420 000 toneladas anuales de acero líquido y 350 000 toneladas de laminados.

El directivo hizo referencia a la necesidad de estabilizar la permanencia de los recursos humanos para asumir el proceso productivo actual y las inversiones futuras. De manera específica, se refirió a una mayor incorporación de jóvenes graduados a la siderúrgica capitalina.

En la reunión fue reconocida la marcha satisfactoria del proceso inversionista de Antillana de Acero, que fue evaluado por la Contraloría General de la República como aceptable.

De Acinox Las Tunas se supo que las inversiones están dirigidas a sustituir la añeja tecnología del laminador 200 T por otra más actualizada, con el objetivo de obtener una capacidad de 150 000 toneladas anuales de barras corrugadas y 20 000 de alambrón de acero.

El director de la empresa, Eraldo González Ávila, aseguró que, a pesar de lo dilatada que resultó la definición del financiamiento, el proceso inversionista va bien y fue evaluado también por la Contraloría General de la República como aceptable. En estos momentos trabajan en la reparación de las naves donde se ubicarán el nuevo laminador y el bloque de alambrón.

Díaz-Canel destacó lo indispensable que resulta esta inversión para el amplio movimiento constructivo que se acomete en Cuba y para la exportación.

Como una inversión que no ha tenido buenos resultados, fue catalogada la nueva Planta de Cloro Sosa de Sagua La Grande, donde la disponibilidad del financiamiento, demoras con los suministros nacionales y de importación, deficiencias en los aseguramientos y en la fuerza de trabajo calificada, han traído como consecuencia atrasos en su puesta en marcha.

En la reunión también fueron analizadas las inversiones para ampliar las capacidades de almacenamiento de combustibles, que incluyen la construcción de nuevos depósitos, el mantenimiento de los existentes y la recuperación de otros que están fuera de servicio. Este programa fue calificado por el Presidente cubano como estratégico para el desarrollo y la soberanía del país.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *