Etecsa se impone ante genocida bloqueo

Neftalí González Marín, jefe del Centro de Dirección de la División Territorial. Fotos: Víctor Piñero Ferrat

A propósito de la votación en la Asamblea General de la ONU de la resolución cubana contra el bloqueo de Estados Unidos a la isla mucho se habla del bloqueo por estos días, de sus cuantiosos daños a la economía y al pueblo cubano, pero también de la entereza de esta nación que por más de 50 años no se ha dejado amilanar y desde el trabajo, la búsqueda de alternativas y la inventiva ha enfrentado una y otra vez el asesino engendro.  Como todos los sectores la industria de la Informática y las Comunicaciones no escapa a los negativos efectos de una política retrógrada y cruel. Cuba desde el 1962 tiene prohibido el acceso a equipos de telecomunicaciones de compañías norteamericanas y cada año ascienden las cuantiosas pérdidas que superan los 14 millones de dólares al no poder acceder a la importación de tecnología y suministros asociados con las infocomunicaciones desde los Estados Unidos, quien tiene uno de los primeros lugares del mundo en el sector de la tecnología.

Acerca del tema y las afectaciones directas que sufre la División Territorial de Etecsa en la Isla de la Juventud, Neftalí González Marín, jefe de su Centro de Dirección, ofreció declaraciones.

“A pesar de que nuestra entidad presta servicios y obtiene ganancias e ingresos, igual enfrenta grandes afectaciones debido al bloqueo. En cuanto a los presupuestos destinados a las inversiones debemos  decir que no podemos adquirir los recursos necesarios en algunos países donde serían más baratos, lo cual nos obliga a buscar otros proveedores con los que, incluso, salen muy caros y además comprarlos mediante bancos por terceros.

“Esta situación nos encarece la adquisición de medios e implementos como teléfonos, cables y postes y nos obliga de alguna manera, a tener en cuenta estos gastos al elaborar el presupuesto y prestar los servicios.

“Una de las alternativas es la utilización del caudal intelectual que existe dentro de la División, que aprovechamos en eventos de ciencia y técnica como el fórum y la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores. Gracias a las soluciones propuestas por los compañeros no tenemos que depender de esa asistencia técnica extranjera y resolvemos con inventivas de los ingenieros y técnicos.

“En el caso específico de la Isla de la Juventud tenemos experiencias de trabajo presentadas en ponencias a nivel nacional que han sido merecedoras de premios, un ejemplo es el de la transmisión de la información vía telefónica cuando el paso del huracán Gustav. Los pineros fuimos los primeros en utilizar la vía telefónica para mantener informada a la población y para ello no tuvimos que comprar una costosa plataforma en otro país”.

Etecsa, como el resto de las empresas cubanas, no cesa en el ejercicio de sortear las dificultades que le impone el bloqueo, aún con las severas consecuencias, el Estado continúa realizando grandes esfuerzos para extender la telefonía, que en el caso de la fija –subsidiada por cierto– tiene un monto cercano a los 1 000 millones de pesos cada año.

Otro dato revelador que brindan sitios digitales de los desvelos de la dirección del país para que el pueblo tenga a su alcance esta forma de comunicación es el hecho de que todos los asentamientos de más de 300 habitantes disponen de la telefónica, instalada a un alto costo y las zonas apartadas tienen instalados más de 100 000 teléfonos fijos alternativos.

Cuba, a pesar del bloqueo, continúa su lucha por insertarse en las nuevas dinámicas comunicacionales, profesionales y sociales que se producen desde Internet para atemperarse a los constantes cambios tecnológicos que ocurren hoy en el mundo.

Bloqueo contra Cuba Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *