Estados Unidos: Plan de rescate con futuro incierto tras rechazo de republicanos a cambios de Trump

El atasco en la Cámara amenaza la asistencia necesaria para millones de estadounidenses y plantea la posibilidad de un cierre parcial del Gobierno.

El proyecto de ley de gastos gubernamentales y ayuda por el coronavirus aprobado en el Congreso de EE.UU. quedó en suspenso este jueves, luego de que los republicanos frustraran el intento de los demócratas en la Cámara de Representantes de aprobar una ayuda económica de 2 000 dólares a cada ciudadano estadounidense, propuesta por el presidente Donald Trump.

Los demócratas en la Cámara de Representantes querían aumentar de 600 dólares a 2 000 los pagos que recibirán millones de estadounidenses como parte de ese plan de estímulo, una petición que había formulado el mandatario. Pero los republicanos bloquearon cualquier intento, al oponerse a la cifra más alta.

Los senadores republicanos, encabezados por el líder de la mayoría, Mitch McConnell, se han opuesto a los cheques de 2 000 dólares, argumentando que son demasiado costosos.

De esa forma, los republicanos bloquearon los intentos para modificar un proyecto de ley de gastos gubernamentales y ayuda por el coronavirus que totaliza 2.3 billones de dólares, con lo cual dejan en el aire beneficios para millones de personas.

Acto seguido, los republicanos intentaron cambiar la cantidad de ayuda al extranjero incluida en el paquete, otra de las quejas de Trump. Esta vez, los demócratas bloquearon ese esfuerzo.

La gran actividad en la Cámara no logró romper un enfrentamiento que amenaza la asistencia desesperadamente necesaria para millones de estadounidenses y plantea la posibilidad de un cierre parcial del Gobierno en un momento en que las autoridades están tratando de distribuir dos vacunas contra el coronavirus.

Muchos demócratas dicen que el paquete de ayuda de 792 000 millones de dólares ante el impacto del coronavirus no es suficiente para hacer frente a una pandemia que ha matado a casi 320 000 estadounidenses, y han apoyado el llamamiento de Trump para mayores controles de estímulo.

Los republicanos se opusieron a mayores pagos directos durante las negociaciones, ya que buscaban mantener el monto total de la ayuda del coronavirus por debajo de un billón de dólares.

El proyecto de ley de 5 500 páginas tardó meses en negociarse y fue apoyado por el Gobierno de Trump. Ante la falta de cambios, no está claro si el mandatario firmará el paquete para convertirlo en ley o esperará a nuevas medidas.

Sin su firma, los beneficios de desempleo para aquellos que quedaron sin trabajo por la pandemia expirarán este sábado, y el Gobierno se vería obligado a un cierre parcial desde el martes.

Amargado por su derrota ante el demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre, Trump está presionando al Congreso para que altere drásticamente el paquete, que fue aprobado de forma bipartidista el lunes. Biden asumirá el cargo el 20 de enero.

(Con información de AP, Reuters y EFE)

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *