Esperanza de vida vuelve con más fuerza

¿Cuándo volverán los ejercicios? Se preguntaba hace unos meses Mario Claro Zayas, uno de los más de 20 integrantes del círculo de abuelos Esperanza de vida, creado en La Demajagua.

Foto: Melissa Mavis Villar De Bardet (*)

Este espacio de recreación, dedicado a fortalecer física y síquicamente a nuestros adultos mayores, se extrañó durante el aislamiento social, pero hoy regresa convirtiéndose en un logro para quienes lo veían como algo lejano.

“Gracias a los resultados frente a la covid podemos compartir como antes, sin dejar de cumplir con el necesario distanciamiento, el uso del nasobuco y demás medidas sanitarias. Volver a Esperanza de vida fue salir del estado depresivo impuesto por la pandemia.

“Aquí aprovechamos para conversar y recordar aquellos detalles de la juventud, muchas veces echados al olvido. Dos horas son suficientes para sentirnos activos, alejar el cansancio, los malestares, en fin, rejuvenecernos un poco”, comentó Claro Zayas, quien exhibe con orgullo sus 70 años.

Cantos, risas y palmadas se escuchan cada mañana en el parquecito cercano a mi apartamento.

La alegría desbordada por los abuelitos de este Consejo Popular contagia a los curiosos que observan.

Como su nombre lo indica, prolongar la esperanza de vida es el principal objetivo de este espacio deportivo, cultural y recreativo, el cual no excluye a ningún sector poblacional. “La participación aquí es libre; toda aquella persona interesada en participar en este proyecto, aunque no pertenezca a la tercera edad, puede asistir”, explicó Iván Boza Moret, al frente de los seis círculos de abuelos, organizados de la siguiente forma: dos en La Demajagua y uno en cada comunidad aledaña: Atanagildo Cajigal, Argelia Libre, La Victoria y El Tronco.

Entre las actividades realizan visitas al Club de Computación de la zona, a lugares históricos como el Monumento Nacional Presidio Modelo y otros sitios de interés, excursiones, cumpleaños colectivos, reuniones, conferencias, terapias energéticas, entre otras. “Además se puede mencionar el hermanamiento de abuelos, donde de manera mensual participa una representación de cada círculo para intercambiar experiencias, eso los estimula”, agregó Boza Moret, también director del Combinado Deportivo de La Demajagua-Atanagildo.

Por su ardua y abnegada labor, este círculo de abuelos resultó uno de los mejores del Municipio, motivo por el cual fue escogido en el 2019 para participar en una de las emisiones del programa de la televisión local, Alas por la Vida.

“Incrementar la asistencia de los adultos mayores a estas actividades y llegar a aquellos asentamientos poblacionales más lejanos siempre ha sido un reto para quienes tenemos la tarea de promover estos espacios, contribuir a elevar su calidad de vida y vincularlos socialmente”, concluyó Boza Moret.

Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *