Según plantean especialistas del Proyecto Observatorio de la Universidad de La Habana, lo único recomendable es emplear filtros especialmente construidos para esa labor.
Medio Ambiente

Especialistas cubanos recomiendan no mirar al Sol directamente durante el eclipse del lunes

Según plantean especialistas del Proyecto Observatorio de la Universidad de La Habana, lo único recomendable es emplear filtros especialmente construidos para esa labor.
Según plantean especialistas del Proyecto Observatorio de la Universidad de La Habana, lo único recomendable es emplear filtros especialmente construidos para esa labor.

Si las condiciones del tiempo lo permiten, el próximo lunes 21 de agosto será visible de forma parcial en todo el archipiélago cubano un eclipse total de Sol, el cual podrá apreciarse con ese rango a lo largo de una franja estrecha extendida a lo largo del territorio de Estados Unidos, desde su porción noroeste hasta el sudeste, y en el norte del oceáno Atlántico.

Como refleja la publicación Datos Astronómicos para Cuba 2017, elaborada por el Instituto de Geofísica y Astronomía (IGA), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en el caso particular de nuestro país el llamativo evento comenzará a verse poco después de la una de la tarde. Así por ejemplo en La Habana empezará a las 13:27:18, siendo en la localidad de Maisí, en Guantánamo, donde se alcanzará el máximo nivel de ocultación del Astro Rey a las 15:19:27, con un cubrimiento del 71,5 % del disco solar por la Luna.

Resulta oportuno enfatizar que las personas nunca deben mirar al Sol directamente durante el eclipse, y mucho menos con el uso de algún instrumento óptico (telescopios, prismáticos), pues se exponen a sufrir lesiones irreversibles en la retina.

Tampoco a través de placas fotográficas, radiografías, espejuelos solares, cristales ahumados o nylon negro.

Según plantean especialistas del Proyecto Observatorio de la Universidad de La Habana, lo único recomendable es emplear filtros especialmente construidos para esa labor.

Tomando en cuenta que la mayoría de las personas no disponen de tales aditamentos, una solución viable podría ser confeccionar una pantalla reflectora compuesta por: una cartulina a la cual se le abre un pequeño agujero y una hoja de papel para proyectar sobre ella la luz del Sol que pasa a través del boquete.

De esa manera, resaltan, el individuo se posiciona de espaldas al Sol y mira la imagen reflejada en la hoja, cuidando sus ojos de la exposición directa a los rayos solares.

Para quienes gustan de las curiosidades, vale decir que este eclipse parcial será el de mayor magnitud visto en La Habana desde el ocurrido el 7 de marzo de 1970, mientras el último evento astronómico de ese tipo con carácter total observado en Cuba aconteció el 29 de julio de 1878.

(Con información de Granma)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *