Esos años quedan para toda la vida

Así lo afirma la presidenta de la Organización de Pioneros José Martí en la Isla de la Juventud a propósito del aniversario 60.

Aunque hace un año la mascarilla cubre parte de su rostro, el brillo de los ojos deja recordar la jovial sonrisa que ahora se esconde detrás. Debe ser por esa característica peculiar que la pequeña Rocío la describe como “muy buena, maravillosa y linda”.

Foto: Yoandris Delgado Matos

Mas, Lissette González Almésigas, presidenta de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) en la Isla de la Juventud, posee también otras cualidades como el amor hacia los pioneros, a quienes representa desde septiembre del 2019.

¿Cómo llegas a ser presidenta de los Pioneros?

“Desde temprano sentí vocación por el magisterio, de esa manera cursé la secundaria pedagógica y pertenecí al primer año de la escuela formadora de maestros. Al graduarme, ya siendo docente, me dieron la responsabilidad por el comité de base de la Unión de Jóvenes Comunistas de ser Guía Base (G/B) en la escuela José Luis Tassende, en el Consejo Popular Patria.

“Cuatro años atendí allí la actividad pioneril; luego pasé a ser jefa de ciclo y no pude continuar con esa labor. Fue una etapa bonita, ya conocía la comunidad y cómo llegarles a las personas…

“Al mismo tiempo fue riguroso, llevaba sobre los hombros el peso de que mi papá atendía el Movimiento de Pioneros Exploradores y eso me ponía la varilla un poco más alta. Por mis resultados fui reconocida como Guía Reparador de Sueños los cuatro años, durante los cuales integré el equipo metodológico municipal.

“Al concluir los primeros cinco años de vida laboral y la Licenciatura en Educación Primaria, se me asignó la tarea de ser Presidenta Municipal de la OPJM”.

¿Cuán complejo ha sido dirigir a los pioneros durante la pandemia?

“Los procesos llevados a cabo con la presencialidad de los pioneros han sido muy pocos. Lo complejo aquí está en que se requiere de ellos en las escuelas para poder realizar las actividades y esto nos impone el reto de crear alternativas para poder atenderles en medio de tales circunstancias.

“Las redes sociales son un gran sostén, por esa vía realizamos concursos, además de orientar a los G/B, pues ellos continúan en constante comunicación, preparándose y recibiendo orientaciones sobre este trabajo a distancia.

“Un recuerdo hermoso a pesar de la pandemia fue el Día Internacional de la Infancia, el primero de junio del 2020, cuando en medio de las restricciones, sin dejar de cumplir las medidas de protección, recorrimos con globos, música y payasos las comunidades, una alternativa para llevar a la mayoría de nuestros pioneros el especial reconocimiento en esa importante fecha”.

A pesar del breve espacio de la presencialidad desarrollaron procesos como el del cambio de uniforme. Coméntame de ese particular.

“Ese proceso surge en respuesta a un planteamiento de los propios pioneros durante la Asamblea 55 Aniversario, o sea, el último Congreso de la organización y no queríamos llegar a estas seis décadas sin haber encaminado ese tema. Para ello se realizó un cronograma nacional para una parte representativa, pero aquí en el Municipio se realizó con la totalidad de los muchachos, desde la primaria, secundaria básica y las enseñanzas Especial, Artística y Deportiva.

“Así, a partir de sus inquietudes se confeccionó un video con las propuestas del nuevo uniforme, el cual les fue proyectado en las aulas y ellos tuvieron la posibilidad de elegir cuál les gustaba más”.

¿Cómo recuerda Lissette el ingreso y la estancia en la OPJM?

“La OPJM fue una escuela para mí, atribuido también a la influencia positiva que de pequeña tuve por mis padres. Desde primer grado estuve vinculada a las actividades de los pequeños exploradores, de esos años guardo muchos recuerdos bonitos del Movimiento.

“Ya en cuarto grado fui miembro del colectivo pioneril en la primaria José Luis Tassende con el cargo de jefa de actividades, en quinto al frente del movimiento de pioneros exploradores, y en sexto, jefa del colectivo, tarea que desempeñé durante la Secundaria Básica en la escuela José Rafael Varona.

“Como pionera fui a competencias nacionales de los exploradores en cuarto, sexto y séptimo grados; me desenvolvía muy bien en habilidad del explorador o variedades, modalidades vinculadas. Pero cabuyería era el fuerte mío y en todas las competencias obtuve el primer lugar; en la última resulté la segunda más útil del evento, es decir, la segunda que más medallas alcanzó.

“Yo voy a ser una eterna pionera exploradora… a mí me ponen ahora mismo ahí una soga y yo me mando a hacer nudos –dice y sonríe a carcajadas como quien recuerda algo maravilloso–”.

Seis décadas cumplirá este cuatro de abril la OPJM. ¿Por qué 60 años siendo los primeros?

“Hemos esperado este aniversario con muchísima alegría. Este no es un lema de autosuficiencia ni de ser los mejores, sino que los pioneros son los primeros en entrar a la escuela, en aprender a leer y a escribir, en crear buenos hábitos, en ingresar a una organización…

“Esta es la base, de aquí parte lo que serán y harán en el futuro como adolescentes y jóvenes; aprenden a cumplir deberes y con procesos significativos como el Aporte a la Patria, la cotización pioneril, elementos que quedarán para toda su vida, ya como trabajadores”.

¿Al cabo de este tiempo qué retos le quedan a la organización pioneril? ¿Qué mensaje les dejas hoy a los pioneros?

“Nos faltan cosas por hacer como fortalecer el trabajo pioneril, fundamentalmente en la base; que los G/B tengan una perdurabilidad en el tiempo y no cambien cada curso para poder llevar a cabo los procesos con calidad.

“Pero el principal reto es velar por la salud de los niños, quienes en estas circunstancias nos han enviado desde sus casas dibujos para celebrar también el aniversario cerrado de la organización.

“Por eso quiero trasmitirles la felicitación en este cuatro de abril y pedirles que se cuiden bien, usen el nasobuco, se laven con frecuencia las manos, y, por supuesto, que sigan la visualización de las teleclases, eso es lo más importante para cuando reanude el curso obtengan las mejores calificaciones.

“Solo así contribuirán a su propio desarrollo integral y eficiente como lo necesita el país en estos momentos y seguirán conquistando el futuro como digna continuidad de la Revolución”.

4 de Abril Educación Especiales Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *