Envejecer es ganarle a la vida

ANCIANIDAD-DIACon un homenaje de las asociaciones de ciegos, sordos y limitados físico motores de conjunto con el proyecto comunitario El tren y sus hormiguitas del seminternado Josué País, los abuelos del hogar de ancianos Francisca Navia Cuadrado, de Nueva Gerona, conmemoraron el Día Internacional del Adulto Mayor este primero de octubre.

ANCIANIDAD-DIA

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Con un homenaje de las asociaciones de ciegos, sordos y limitados físico motores de conjunto con el proyecto comunitario El tren y sus hormiguitas del seminternado Josué País, los abuelos del hogar de ancianos Francisca Navia Cuadrado, de Nueva Gerona, conmemoraron el Día Internacional del Adulto Mayor este primero de octubre.

Conscientes de que esta puede ser la mejor etapa de la vida, porque acumulan la sabiduría brindada con los años, paz interior y la oportunidad de ser uno mismo, los longevos de esta institución de salud se sintieron de pláceme por las múltiples actividades organizadas en ocasión a la efeméride.

Durante la jornada cultural ratificaron que arribar a una edad avanzada no significa convertirse en viejo, pues muchas de estas personas aún con más de 60 años, conservan en sus miradas un brillo de vida juvenil y una actitud fresca y contagiosa que enseña a los demás porque envejecer no es perder todo.

El programa de actividades se extenderá hasta el día cuatro, fecha en la cual festejarán el centenario de Francisca Navia Cuadrado, nombre del hogar, y el aniversario 30 de la creación de esta institución el próximo tres de diciembre, fecha de celebración en Cuba y en América Latina del Día de la Medicina Latinoamericana.

La gran fiesta por la ancianidad incluyó propuestas deportivas, en especial el juego de dominó preferido por todos, visita al museo Finca El Abra, la actuación del Grupo Alegría de Vivir perteneciente a la casa de cultura de la capital pinera, entre otras acciones.

En la actualidad en el hogar conviven 45 abuelos, de ellos 33 internos y 12 seminternos, quienes reciben una esmerada atención por parte del personal que a diario vela por su bienestar, también son anfitriones de variadas ofertas culturales, entre ellas visitas de los especialistas de los diferentes museos del Municipio y de otras instituciones, sin dudas un ejemplo claro del por qué hoy en Cuba la esperanza de vida es de más de 77 años, 80 para las mujeres y 76 para los hombres.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}