Entró la Isla en la segunda fase posCOVID

Para alegría de muchos desde ayer comenzó en la Isla –y en casi toda Cuba menos La Habana y Matanzas– la segunda fase del proceso de recuperación posCOVID.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Aunque la medida más esperada, el reinicio de la transportación marítima y aérea, aún no se hace efectiva al depender de una mejor situación epidemiológica en la capital, sí hay otras normas que se flexibilizan.

Durante esta etapa el uso del nasobuco solo será necesario en los lugares públicos donde existan concentraciones de personas, así como para acceder al transporte público y privado.

En los ómnibus aumenta la cantidad de pasajeros de pie hasta un  75 por ciento, se prevé el incremento de viajes en algunas de las rutas más demandadas y se permite para el acceso a las playas el alquiler de taxis, triciclos y medios de porteadores particulares, siempre cumpliendo con las regulaciones establecidas.

Igualmente se completarán todos los trámites de IPF, Vivienda y otros servicios, mientras que los del hospital general docente Héroes del Baire aumentarán hasta un 75 por ciento y permanecerán suspendidas las visitas a pacientes, permitiéndose solo un acompañante.

En el caso de los reclusos, las autoridades señalan que se procederá a la restitución de sus beneficios, incluyendo la contratación en entidades empleadoras, visitas familiares y conyugales, así como permisos ordinarios de visita al hogar.

Al igual que en la primera fase persisten la prohibición de la entrada de trabajadores con sintomatología respiratoria a los centros laborales, la limitación al número de personas en locales de reunión, la pesquisa activa intencionada a grupos de mayor riesgo y las garantías salariales para la madre, padre o tutor trabajador a cargo de un menor en las enseñanzas Primaria o Especial, al permanecer suspendida la escuela.

En este período de vuelta a la normalidad resulta imperante que se mantengan la percepción del riesgo ante el nuevo coronavirus y con ella las medidas sanitarias como el constante lavado de manos y la desinfección de superficies en centros de prestación de servicios.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *