Entre alegrías y sinsabores

Cuba concluyó su participación en el XX Campeonato Panamericano Sub-20 de atletismo, en San José, Costa Rica, con tres títulos, cinco medallas de plata, tres de bronce, y el quinto lugar por naciones.

Melany Matheus, el futuro del lanzamiento del disco cubano. Foto: Calixto N. Llanes

Cuba concluyó su participación en el XX Campeonato Panamericano Sub-20 de atletismo, en San José, Costa Rica, con tres títulos, cinco medallas de plata, tres de bronce, y el quinto lugar por naciones.

El tercer metal dorado llegó por intermedio de la martillista Liz Collía, con registro de 62,36 metros, especialidad que vio subir al podio a otra cubana, Alegna Osorio (63,60), tercer lugar. La plata fue para la estadounidense Hawa Mahama (61,61). Las otras preseas de oro fueron para Melany Matheus (59,53 en disco) y Yancarlos Hernández (decatlón), quien sumó 7 254 puntos.

Otra que se presentó imbatible fue la heptalonista de EE. UU. Anna Hill, implantando récord panamericano de 5 847 unidades. La escoltó la cubanita Marys
Patterson, plata con 5 420 puntos, el bronce fue para Timara Chapman, coequipera de Hill, con acumulado de 5 060.

Leyanis Pérez, en triple salto, estuvo por debajo de los 14,13 metros que la colocaban puntera del área entre juveniles, sin embargo, alcanzó la plata con (13,21), solo un centímetro menos que Lotavia Brown, de Jamaica, a la postre ganadora. Mikeisha Welcome, de Granada, se ubicó tercera.

Lo contrario ocurrió con el martillista Ronald Mencía, quien superó su marca personal con registro de 71,34 metros y se llevó la presea plateada. El favorito canadiense Rowan Hamilton (75,35) ganó con facilidad, mientras el argentino Julio Nobile (69,40) conquistó el bronce.

El recordista nacional juvenil del disco, Dabirac Pérez, se quedó a las puertas del podio. Sus 61,48 metros no le alcanzaron para el título, obtenido por el chileno Claudio Romero (62,07). Joshua Sobota, de Estados Unidos, obtuvo el bronce (61,32). En tanto, el triplista Andy Hechevarría no aprovechó la ausencia de su compatriota Jordan Díaz, el mejor del mundo en la categoría. El antillano solo marcó 16,33 metros y obtuvo el segundo puesto, pues el colombiano Geiner Moreno resultó el campeón (16,40).

La bala,  en el sexo masculino, la dominaron dos estadounidenses: Otito Ogbonnia (20,72 metros) y Joshua Sobota (20,56), en ese orden. Sin embargo, el cubano Juan Carley Vázquez superó su tope personal impulsando el implemento hasta los (20,16) para ser tercero.

El cuadro de medallas lo dominó Estados Unidos con (21-19-10), secundado por Canadá (6-8-3), México (4-1-2) y Jamaica (3-7-7).

Deporte
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *