Encuentro de convocatorias

Foto: Gerardo Mayet Cruz.

Cargados de las buenas energías emanadas de su IX Congreso, con deseos de hacer y sueños por materializar, los miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) delegados al cónclave intercambian con instituciones culturales y el resto de la membresía de su organización.

Primero se presentaron en el taller de programación de los promotores culturales y especialistas del Sistema Municipal de Casas de Cultura, luego en algunos medios de difusión y por supuesto se reunieron con los creadores; a todos les relataron experiencias, comentaron de la labor en comisiones y resaltaron la urgencia de la unidad en pos de ser verdaderos entes activos en la transformación de la Uneac, vanguardia artística de la nación.

A consideración de esta reportera la tríada integrada por Rafael Carballosa, Teresa Freire y Julio César Sánchez tiene el mérito de irradiar, compartir, de no quedarse con nada, socializar para que el evento llegue a miembros y artífices en general.

Foto: Gerardo Mayet Cruz.

Carballosa destacó lo vital de las alianzas entre las instituciones, tema objeto de debate y en el cual en el Municipio, como en las provincias, se impone un rediseño de las relaciones.

“Si algo quedó claro en este Congreso es que tiene que darse una reforma dentro del sistema institucional de la Cultura para ponerse a tono con el inmenso talento que ya ha educado la Revolución, seguimos formando artistas en nuestro sistema de enseñanza, pero las instituciones se están quedando detrás”.

En ese sentido Iraida Zayas, directora de Cultura en el territorio, también participante en la magna cita, convocó a los artistas a adueñarse de los centros y consejos, tener mayor protagonismo, proponer proyectos y trabajar con pensamiento renovador y el ánimo de que la creación siempre sea mejor.

“No creo que la Uneac sea conciencia crítica de la sociedad, sino la crítica de la conciencia, del pensamiento, que debe juzgarse a sí mismo y debemos dudar de nuestras propias certidumbres. Considero que eso fue lo que tuvo el debate como bueno y enriquecedor, cuando son muchos los que participan y se tiene en cuenta el concepto que se defendió en todas las comisiones, el acto de transversalizar la cultura”, expresó al hacer uso de la palabra en la casona de la organización, el escritor y profesor universitario Julio César Sánchez, quien en otro momento de su intervención agregó: “Hay que buscar el modo de que la Uneac tenga más participación en los medios para establecer gusto estético y al mismo tiempo defender el pensamiento y los debates que no pueden ser secuestrados, lo que no debatimos entre nosotros se lo llevan otros y gana la mediocridad”.

Los delegados, intelectuales y creadores presentes en el encuentro coincidieron en la necesidad de que la organización abra sus puertas y esté conectada con los problemas de la sociedad pinera y el apremio por pensar a esta culturalmente; no ser solo meros espectadores sino hacedores.

“A partir del VIII Congreso inició aquí un trabajo de comisiones y no todos los miembros se dieron cuenta de la importancia de las cuestiones que se valoraban en esas reuniones. Quizás ese fue mucho más fuerte en participación y en planteamientos, de los cuales algunos levantaron ronchas en directores, pues no comprendían que quienes hablaban eran sus trabajadores y no  enemigos”, explicó Freire, quien integró la comisión que abordó lo referente a la proyección social de la cultura y analizó la relación entre arquitectura-ciudad-patrimonio; educación y el combate al racismo.

“El año de labor por el IX –agregó– no fue tan activo en cuanto a cantidad de miembros participando, pero los planteamientos de nuestra Uneac relacionados con los problemas institucionales, a mi consideración, fueron neurálgicos”.

Cultura Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *