En los nuevos escenarios de combate

Los combatientes intercambian con los universitarios. Foto: Yesmani Vega Ávalos

“Este es nuestro momento, la hora de aportar, de participar; cuando debamos hacer valer nuestros conocimientos lo haremos basados en la rica historia que llevó a Cuba a enarbolar las banderas de la independencia y la solidaridad”.

Fueron las palabras con las cuales María Victoria Rives Carballo

–Mariví, como le dicen sus allegados– resumió el impacto que tuvo en ella el Primer Taller Municipal Proyecto Guerra de Liberación Nacional, realizado en la Universidad pinera Jesús Montané Oropesa.

Para ella, quien cursa el segundo año de la carrera de Derecho, conocer y aprender la historia es la espada y el escudo de un buen cubano, “ante el acecho del histórico enemigo anglosajón no podemos perder de vista de dónde venimos y hacia dónde vamos”.

Así de enriquecedor fue el intercambio entre la comunidad universitaria e invitados de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), promovido por el departamento de Marxismo e Historia que contó, además, con la participación del Dr.C. José Rolando Vázquez Labrada y Roberto Francisco Únger Pérez, historiador de la Isla.

Memorias y episodios relatados con el espíritu de verdaderos rebeldes fueron contados por los veteranos luchadores con el propósito de trasmitir de forma viva, al estudiantado, un mensaje político e ideológico desde la relación con los hechos y valores de la guerra de liberación nacional.

Únger Pérez mencionó algunos acontecimientos de relevancia en el terruño y las formas actuales del imperialismo hacerle la guerra a Cuba “a través de una manipulación muy bien sustentada en la tecnología”.

Aunque es la primera ocasión en que el referido taller se realiza en el Municipio, ha tenido lugar en otras regiones del país, con el auspicio de la Universidad de Oriente, bajo el principio La Revolución es una sola.

Promover y conservar la memoria histórica es el principal objetivo del proyecto, constituido a partir de la creación del Mausoleo del II Frente Oriental Frank País García y con el invaluable apoyo de Asela de los Santos, combatiente del Ejército Rebelde.

Con motivo de los 125 años del Grito de Baire, el cual aún llega hasta estos días, fue proyectado un video acerca del proceso de formación del Ejército Rebelde como simbólico homenaje a los hombres que hicieron y hacen la Revolución.

Socializar y debatir con nuevas miradas aquellos hechos, según la joven Mariví, “es una de las claves para la continuidad de la ideología de lucha de nuestro pueblo, de Martí y Fidel”.

En merecido homenaje a los combatientes que participaron en el encuentro, entre ellos los coroneles de la reserva de las Far Edel Pérez –presidente de la ACRC aquí– y Eladio Bello, el Teniente Coronel también de la reserva de esa institución armada Leandro Arriete, el mayor del Minint Mario Guerra, Auria Leiva, Porfirio Peña y Rafael de la Tejera, se les entregó a cada quien un diploma de reconocimiento y el libro En el camino de la Revolución, de Francisca López.

Una vez más se encendió la antorcha que ha guiado a los cubanos y ahora ilumina a las nuevas generaciones en el reclamo oportuno y constante de derecho y justicia desde una iniciativa que involucra a las universidades cubanas, al tiempo que las insta a investigar la lucha clandestina y en las montañas, así como la historia más reciente de la Revolución para convertir la nación en un escenario de estudio y homenaje permanente.

Roberto Únger relató pasajes de la historia local e hizo énfasis en los nuevos ataques del imperio. Foto: Yesmani Vega Ávalos
Un reconocimiento recibieron los combatientes invitados por parte de la Casa de Altos Estudios. Foto: Yesmani Vega Ávalos
Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *