En el campo, el mayor reto tras las lluvias (+ Fotos)

Trabajadores de la industria laboran 24 horas al día ante la rápida maduración del mango. Foto: Gerardo Mayet Cruz

En la Isla de la Juventud cooperativistas, campesinos y demás trabajadores agropecuarios laboran con dedicación para revertir las pérdidas ocasionadas por las intensas precipitaciones

Fotos: Gerardo Mayet Cruz y Delegación de la Agricultura

Cooperativistas, campesinos y demás trabajadores agropecuarios en la Isla de la Juventud laboran con dedicación para revertir las pérdidas ocasionadas por las intensas lluvias de los últimos 20 días, en arduas jornadas inspiradas en la consigna Sí se puede, que enarbolara el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, en el acto nacional por el 26 de Julio de 1994, cuya sede fue el hoy Monumento Nacional Presidio Modelo.

“Con ese espíritu se trabaja en los campos pineros, aun cuando se mantienen las lluvias intermitentes, y todos los recursos necesarios se ponen en función  de enfrentar la campaña de primavera, con atrasos ya, y avanzar”, destacó Roberto Menéndez Orozco, subdelegado para el Desarrollo de la Delegación del Ministerio de la Agricultura en la Isla.

Enfatizó en las afectaciones que, según datos preliminares, “son cuantiosas en las siembras y en las plantaciones con producción”.

Un breve recorrido por áreas de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Orlando Gutiérrez, permitió corroborar los perjuicios, en mayor medida en áreas de la máquina de riego número tres, donde literalmente fueron arrasadas por las aguas varias hectáreas de calabaza y melón e inclusive la superficie del campo perdió prácticamente su capa vegetal y surgieron grandes quebradas.

Otras bases productivas con serias afectaciones son la Capitán Lawton, Sierra Maestra, así como la Camilo Cienfuegos.

EL CAMPESINADO ACTÚA COMO UN SOLO HOMBRE

El sector cooperativo campesino, el de mayores aportes de productos agropecuarios y con más del 70 por ciento de las ventas a la población, presenta un panorama nada agradable, sin embargo como siempre y sin descanso se impone el esfuerzo y actúan como un solo hombre para resarcir los daños y asumir nuevos compromisos en el sagrado deber de producir alimentos para el pueblo.

Entre los colectivos más afectados están las Cooperativas de Créditos y Servicios con 76,8 hectáreas de viandas y hortalizas dañadas y les siguen por este orden la José Martí con 63,8; la Juan Manuel Márquez 42,42 y la Celia Sánchez con 40, 22, mientras la Unidad Estatal Básica de Cultivos Varios acumula una pérdida en 224,26.

PRODUCCIÓN SERIAMENTE AFECTADA

Si bien las siembras presentan cuantiosos daños, también las plantaciones próximas a ser cosechadas corrieron igual desgracia.

Solo de yuca, boniato, calabaza, plátano y maíz no pudieron ser recolectadas 1 295,42 toneladas (t), situación que incide en el propósito del autoabastecimiento territorial de entregar a puntos de venta y mercados las cantidades para llegar a las 30 libras per cápita mensuales.

En menor cuantía se reportaron afectaciones en los frutales, aunque por la rápida maduración no se pudieron llevar a la industria 371 t.

EN LA AGRICULTURA URBANA, SUBURBANA Y FAMILIAR

La totalidad de los organopónicos y semiprotegidos quedaron muy dañados. Foto: Gerardo Mayet Cruz

Victoria dialogó igualmente con Carmen Rosa Buchillón López, jefa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar en el Municipio, quien se refirió a la pérdida casi por completo de lo sementado en las 12 instalaciones de cultivos semiprotegidos y los 19 organopónicos, en especial en La Cascada y en la Fuente Luminosa, incluidas además las telas de estos.

En múltiples ocasiones hemos sido golpeados por eventos meteorológicos y salimos adelante, ahora no será diferente y urge trabajar con celeridad, unidad y control para emplear con eficiencia los recursos y mucha disciplina tecnológica que posibiliten, en el menor tiempo posible, rescatar producciones de ciclo corto y dar una respuesta contundente como esperan los pineros de los trabajadores de campo.

LABORAN DÍA Y NOCHE EN LA INDUSTRIA

La disposición y el compromiso están, como se pudo observar en la industria conservera de la empresa agroindustrial Jesús Montané Oropesa, cuyo colectivo ante la rápida maduración del mango instauró de manera acelerada el doble turno y labora las 24 horas del día.

Con ese espíritu de victoria actúan ya los campesinos junto a sus familiares y los trabajadores estatales, quienes en el más breve plazo y cuando las condiciones lo permitan poblarán de nuevo las áreas para seguir avanzando en la producción de alimentos.

Cifras preliminares confirman afectaciones significativas, afirmo el directivo de la Agricultura. Foto: Gerardo Mayet Cruz
Así quedaron las áreas de la máquina de regadío 3 en la UEB Orlando Gutiérrez. Foto: Cortesía de la Delegación de la Agricultura
Severos perjuicios a un cuadrante que estaba sembrado de calabaza. Foto: Cortesía Delegación de la Agricultura
Economía Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *