En ejercicio de la soberanía y de la ley, Cuba defenderá su Revolución

Una contundente denuncia de la política de Estados Unidos, que insiste en aplicar una estrategia de guerra no convencional contra nuestro país, expresó, en una declaración, la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), en el inicio, este miércoles, de su Séptimo Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura
Asamblea Nacional del Poder Popular
Foto: Ariel Cecilio Lemus

Una contundente denuncia de la política de Estados Unidos, que insiste en aplicar una estrategia de guerra no convencional contra nuestro país, expresó, en una declaración, la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), en el inicio, este miércoles, de su Séptimo Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura.

El texto rechaza la intención de estrangular la economía nacional; la subversión; la creación y promoción de campañas político– comunicacionales en las redes sociales– con el fin de provocar desestabilización, aparentar ingobernabilidad, promover el caos e imponer un cambio de sistema.

Sostiene que el Gobierno de EE. UU. organiza, instiga, facilita, financia, alienta y tolera agresiones o actividades terroristas desde su territorio contra Cuba, valiéndose de personas y grupos sin escrúpulos, aupados y apoyados por congresistas y otras autoridades de ese país. Condena la convocatoria a manifestaciones inconstitucionales, actos vandálicos y otras acciones criminales, incluyendo asesinatos, con el fin de derrocar al Gobierno cubano, incluso a través de la intervención militar de EE. UU.

Respalda la decisión del Gobierno revolucionario de enfrentar e impedir, en ejercicio de la soberanía y de la ley, esas agresiones que se proponen conculcar nuestra independencia y destruir el orden constitucional, la Revolución y el socialismo en Cuba.

Reprueba el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE. UU., al que califica como genocidio, transgresión del Derecho Internacional, y violación flagrante y sistemática de los derechos humanos del pueblo cubano; rechaza que el presidente Biden mantenga las 243 medidas coercitivas adoptadas por su predecesor, incluyendo la inclusión de Cuba en la lista de países que, supuestamente, patrocinan el terrorismo.

Alerta que las megacorporaciones hegemónicas de la desinformación intentan mostrar una realidad que no existe en Cuba y, con cinismo, avalan noticias falsas, manipulan imágenes, mienten sobre supuestos perseguidos, torturados y desaparecidos que solo existieron antes del triunfo de la Revolución.

Rechaza los pronunciamientos contra Cuba en el Senado y la Cámara de Representantes de EE. UU., y sus intentos por promover instrumentos legislativos que recrudezcan aún más el bloqueo. Recuerda que una mayoría de los estadounidenses apoya su levantamiento y la libertad de viajar a Cuba, y que los cubanos que viven en este país desean relaciones normales y bienestar para sus familias.

La declaración condena las injerencistas y ofensivas resoluciones contra Cuba en el Parlamento Europeo, promovidas por un reducido grupo de sus miembros, y agradece a los eurodiputados que han levantado sus voces en ese escenario, denunciando el doble rasero de aquellos que mienten y difaman. Expresa su gratitud al amplio y diverso movimiento de solidaridad con la Revolución Cubana.

El texto, aprobado por todos los diputados, ratifica la determinación de ser fieles a las convicciones expresadas por nuestro Comandante en Jefe, cuando proclamó: «Revolución es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; Revolución es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo;  es convicción profunda de que no existe  fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y de las ideas; es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo».

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *