En Cuba mandamos los cubanos

Foto: Gerardo Mayet Cruz

En Cuba mandamos los cubanos, una oración que recorre el Mayor de los Archipiélagos y que fue ratificada por el colectivo de trabajadores de la Unidad Empresarial de Base Comercializadora perteneciente a la empresa Divep, durante el análisis de las afectaciones que ya causa la Ley Helms-Burton.

En el debate varias intervenciones coincidieron en destacar que el único objetivo de la controvertida legislación solo pretende desestimular la inversión extranjera y acabar con la Revolución y su sistema social.

En bien de adquirir conocimientos sobre este tema los participantes conocieron cómo a partir del derribo de las avionetas de los Hermanos al Rescate, tras varios intentos provocativos, el presidente Bill Clinton, luego de mucha presión firmó el engendro que entró en vigor el 12 de marzo de 1996.

Allí se habló sobre la ofensiva denominación de esta ley violatoria del derecho internacional, nombrada nada menos que Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubanas, que agrede al pueblo más justo y humanitario del mundo.

En fin todos quedaron claros de que sus objetivos comprenden la internacionalización del bloqueo, intimidar y desestimar la inversión extranjera directa y el comercio internacional, promover la subversión interna y derrocar al Gobierno cubano.

Y ahora el controvertido presidente estadounidense que se pelea con socios y enemigos la puso en vigor con la aplicación de Título III el pasado dos de mayo, que abre la posibilidad de iniciar reclamaciones por parte de antiguos dueños de propiedades en Cuba, muchas de ellas robadas y vinculadas a procesos ilegítimos y malversación, que fueron confiscados por la Revolución, sin indemnización alguna, mientras que las nacionalizadas fue el gobierno de EE. UU. quien se negó a la compensación recibida por  otras naciones.

Los trabajadores de ese importante centro reafirmaron la capacidad de resistencia de los cubanos que de nuevo saldrán victoriosos ante tales patrañas plagadas de mentiras, agresiones y falsedades.

Reafirmaron la solidaridad con el hermano pueblo de Venezuela que también saldrá victorioso de esta embestida imperial.

 

Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *