En busca de la añorada toronja

Fotos: Víctor Piñero Ferrat

Un olor a toronja embriaga a esos campos y a la comunidad de nuevo tipo Roberto Orestes Moreno, ubicada a 12 kilómetros al sur de Nueva Gerona, capital de la Isla de la Juventud. Y un sabor dulce como los cítricos de hace décadas nos dejó las visitas e intercambios que hiciéramos un equipo de trabajo del suplemento desde y para las comunidades Canarreos del periódico Victoria a ese asentamiento que se esmera en fomentar la añorada toronja.

Surgida al calor del Plan de Desarrollo Integral y con la misión de rescatar las producciones citrícolas como antaño, cuando las naranjas y los limones inundaban esta Isla y la toronja nos identificaba en Cuba y el mundo, ese lugar con más de 80 apartamentos se distingue por tener a casi todos sus habitantes vinculados al trabajo agrícola y a otros servicios que allí se prestan a la población desde hace un año y unos pocos meses de ser creada.

Destaca el nivel de compromiso y sentido de pertenencia de sus moradores, quienes sueñan también con ver sus campos cultivados y los que faltan aún por plantar, llenos de cítricos como sucede actualmente con la guayaba, el mango y otros frutales, donde la presencia de la mujer es notoria y es común verlas con machete en mano y el sombrero de guano que las cubre del sol al pie de la tierra.

Es una comunidad que se honra de tener entre sus trabajadores en la Unidad Estatal Básica de Cítricos y Frutales Patria, a uno de los hijos del mártir que da nombre al asentamiento, quien labora en la producción citrícola como lo hiciera su padre antes de caer en combate en Angola el 12 de diciembre de 1975, además, la granja está ubicada en la edificación que fuera la llamada escuela Americana en la cual estudió el revolucionario pinero Jesús Montané Oropesa y exigió allí izar la bandera cubana en lugar de la de Estados Unidos.

Hoy aún no hay producciones enormes de toronjas, pero sí se respira su olor en los hombres y mujeres que dejan cuerpo y alma en las labores agrícolas para que este cítrico resurja como identidad pinera y convertirnos nuevamente en el jardín citrícola que una vez fuimos, siempre en busca de la toronja.

 

Canarreos Suplementos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *