En buena hora nuestro árbol emblemático

En 1846, seis años antes de que se iniciara el poblado de Santa Fe, el vasco don Manuel Calvo instaló cerca del lugaruna destilería a la que puso por nombre La Ilusión. Para abastecerla arrendó dos haciendas de pinares de ocho leguas cada una. Su empeño era alcanzar los 200 000 pinos sangrados; o sea, aportando la resina que por diferentes procesos se convertiría en aguarrás, alquitrán,colofonia y barniz.

Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

Era aquello un inmenso pinar, como todo alrededor y no por capricho se denominaba Isla de Pinos; poblada por una sola especie de tal familia: el Pinus caribaea Morelet o Pino macho; endémico del occidente cubano, exclusivo de Pinar del Río y este territorio.

Un árbol de hasta 30 metros de altura, de tronco recto y poco ramificado; bien conocido por sus hojas en duras agujas, brillantes, verde intenso y aromáticas, con propiedades dermatológicas y antifúngicas. Tiene, además, la característica de marcar su territorio; como los perros… aunque de otra forma. Los grandes árboles con su sombra y las sustancias de sus hojas descompuestas impregnan el suelo y lo hacen inhabitable para otras especies. Hacen suya la tierra y la emponzoñan contra las demás.

Tal propiedad funciona como herbicida natural, recurso que ponen en práctica estudiantes de una de nuestras Universidades Agrarias al centro del país, y usan con excelentes resultados en Trinidad.

El preparado es simple. Basta repicar unos 700 gramos de hojas de pino macho en trocitos menudos, agregar a diez litros de agua; dejar reposar por 48 horas, filtrar y envasar. No afecta a los microorganismos saludables del suelo ni varía su composición o PH.

Es inofensivo excepto para las malas hierbas, esas que le rompen la espalda a cualquiera sobre un cantero cuando el sol está en su punto.

Y vale preguntarse: ¿Especies de malas hierbas que abundan? ¿Hojas delgadas o gruesas? ¿Cantidad de aplicaciones antes y después de la siembra? ¿Mejor concentración del producto?

Conocida la prometedora solución del herbicida natural de pino macho, queda a los agricultores enfrentar estas interrogantes, contactar con quienes encabezan la experiencia, generalizarla y obtener la mejor respuesta del preparado.

Historia Isla de la Juventud Rincón del Redactor

One Reply to “En buena hora nuestro árbol emblemático

  1. Me enteré de esto casualmente y como loco he buscado la fuente sin suerte para ello. Considero esto tremenda noticia pues Cuba gasta lo que no tiene para conseguir un herbicida. A SEMBRAR PINO MACHO YA EN TODAS LAS PROVINCIAS, pues solo hay en Piar del Río e Isla de la Juventud y ¡ esta en peligro de extinción! De todas maneras hace falta sembrarlo, pues como fungicida es buenísimo, PERO NUNCA HAY EN LAS FARMACIAS; es como si fuera un producto de importación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *