Ellos también son Cuba

Con la 15ta. graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina, el emblemático centro de estudios nacido por idea del Comandante en Jefe Fidel, da al mundo 500 nuevos médicos procedentes de 84 naciones.

15ta. graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina
Estudiantes graduados de la 15ta. graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba. Autor: Maykel Espinosa Rodríguez.
 Alegría y sentida gratitud por la obra de la Revolución Cubana y del Comandante en Jefe Fidel movieron los ánimos en la tarde de este martes, en el capitalino Teatro Karl Marx, durante la 15ta. graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), de la cual nacen 500 nuevos médicos procedentes de 84 países de todos los continentes.

En la ceremonia con la cual el emblemático centro arriba a 29 639 graduados de 115 naciones, el doctor José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública de la Isla, quien tuvo a su cargo las palabras centrales, expresó a los jóvenes: «Los convoco a ser siempre fieles a los principios con que se formaron en esta noble y sacrificada profesión. Que el espíritu de solidaridad sea tan profundo en ustedes que no se borre nunca».

«Dondequiera que estén —enfatizó el Ministro—, ustedes también son Cuba y siempre irán por más, seguro de que nos veremos por esos remotos parajes de este mundo, teniendo como guía aquella alerta de Fidel, y cito: “Lo más importante habrá de ser su consagración total al más noble y humano de los oficios: salvar vidas y preservar la salud. Más que médicos, serán celosos guardianes de lo más preciado del ser humano; apóstoles y creadores de un mundo más humano”».

La emoción se hizo sentir en el acto al que también asistieron el Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Roberto Morales Ojeda; miembros del cuerpo diplomático acreditado en Cuba; representantes de los países a los cuales pertenecen los nuevos profesionales; profesores, trabajadores y estudiantes de la ELAM; y un amigo entrañable de Cuba: el actor y activista político estadounidense Danny Glover.

El doctor Antonio López Gutiérrez, rector de la ELAM, compartió este sentimiento con los nuevos médicos: «Deseamos que sean fuente de luz en el área de su ejercicio profesional y en el medio donde se encuentren. Que en todas las comunidades donde estén irradien paz y alegría, que son sinónimos de salud. Recuerden siempre que los egresados de la ELAM son custodios de una llama que flamea hace 20 años, alimentada por el eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz».

Hermosas, desde sus vivencias transidas de gratitud, fueron las palabras del doctor Patric Delly, egresado de la primera graduación de la ELAM, director de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud de la República de Haití, así como las del doctor Ismael Oumarou Issaka, de la República de Níger, quien se gradúa ahora tras seis años de magnífica carrera, y quien martianamente calificó la escuela nacida el 15 de noviembre de 1999, como una obra de infinito amor.

Danny Glover, acogido con intensos aplausos, dijo a los jóvenes médicos que ellos simbolizan la extensión de todas las graduaciones pasadas; que se enfrentarán a un viaje largo: el de ayudar a las nuevas generaciones. Y en ese escenario de felicitaciones, flores, fotografías, cantos y abrazos, expresó desde el podio luego de compartir historias personales y de su pueblo: «Estamos eternamente agradecidos a la Revolución Cubana y a sus líderes, y al pueblo cubano, por todos los sacrificios que han hecho para que todo esto sea posible».

Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *