DIA DEL TRABAJADOR TABACALERO

Ellos rompen el bloqueo todos los días

La fábrica cubre la demanda territorial. Foto: Yesmani Vega y Pedro Blanco.

Ya comenzó la escogida, pero desde el inicio del año los tabacaleros vulneran el bloqueo imperialista contribuyendo con su labor cotidiana a la producción de uno de los principales rubros exportables del país.

Para el presente año tienen el compromiso de sementar 110 hectáreas, con las cuales esperan obtener 120 toneladas de la aromática hoja, siempre con el reto de alcanzar mayor cantidad de capas para la fabricación de tabacos con destino al mercado internacional.

No deja de ser propósito producir para el consumo interno y cubrir la demanda con entregas que superan el millón de unidades, elaboradas en la fábrica Ricardo Ebanks Reynolds.

Precisamente el 29 de mayo celebraron su día, instaurado en homenaje al natalicio de Lázaro Peña González, destacado líder sindical y Capitán de la Clase Obrera.

Los trabajadores, cuya presencia femenina es notable en la rama, reclamaron en el encuentro el fin del bloqueo y repudiaron la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton que recrudece el cerco contra Cuba, pero también advirtieron que ante cada amenaza el pueblo fortalece su unidad y sentimiento antimperialista.

La ocasión fue propicia para reconocer a aquellos que se han mantenido por 20 y 25 años en el sector: Juan Carlos González, Haydée María Moreno, Rosmelis de la Caridad Pérez y Celia Leyva.

Por su consagración y resultados relevantes recibieron certificados René Pérez, Juan Carlos Espinosa, Guillermo Enrique García, Osmani Arregui y Joaquina Pelegrín.

También fueron congratulados Misleidis Bellido y Amado Rivas como los  productores más destacados y la Cooperativa de Créditos y Servicios Sabino Pupo como la mejor en este tipo de cultivo.

En medio de la alegría por la celebración conversamos con algunos hombres y mujeres que dan lo mejor de sí en este importante campo que posibilita la adquisición de divisas al país.

Maestra de varias generaciones, Celia entró siendo una muchachita y hoy, 20 años después, atesora experiencia como revisadora: “Me siento bien y espero seguir dando mi aporte al desarrollo de la nación”.

Junto a la experimentada está Yosvany González, quien con solo tres años en la escogida ya sobresale por su quehacer y es ejemplo a seguir.

María Lesbia es otra de las trabajadoras con mucha responsabilidad, pues su tarea es controlar la calidad, quien destaca que sigue el crecimiento de la hoja desde el campo.

“Estoy muy realizada con mi labor, cuando no estamos en la escogida atiendo una hectárea en la Vega 3”, significó.

Así son de consagrados y firmes estos trabajadores que desempeñan un rol fundamental en la economía junto a los campesinos que hacen de este cultivo otro rubro exportable que los imperialistas no podrán bloquear por la calidad y la demanda que tiene el tabaco cubano en el mundo.

En la escogida predomina la fuerza femenina. Foto: Yesmani Vega y Pedro Blanco.
Yosvany ya se hace sentir en el colectivo. Foto: Yesmani Vega y Pedro Blanco.
Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *