El Sindicato de Comercio amplía sus misiones en Isla de la Juventud

Con motivo del proceso orgánico hacia el XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), el Sindicato Municipal de Comercio, la Gastronomía y los Servicios Técnicos pretende elevar la calidad de los servicios, cumplir los planes económicos e incrementar la eficiencia y productividad de más de 3 100 afiliados.

En ese empeño realizan una intensa labor política en la sindicalización de los 833 trabajadores no estatales, sin descuidar la atención a los 141 jubilados y 2 204 que se desempeñan en unidades estatales. En su accionar tienen en cuenta a los ocupados en la economía y los inscriptos sin vínculo laboral.

Entre otras motivaciones de la labor en el actual año también está el 40 aniversario de la proclamación del nombre de la Isla de la Juventud y el 41 de la creación de esta agrupación en el sector.

Esos y otros logros y desvelos trascendieron en el balance de los resultados en el 2017, en el cual Miriam Terry Hernández, secretaria general del buró municipal del sindicato, refirió los aciertos y debilidades, así como los objetivos para un superior desempeño.

Con una mirada crítica hacia lo hecho, los presentes concentraron su análisis en la economía y el fortalecimiento de la actividad laboral para mejorar los sistemas de trabajo y lograr mayor eficiencia.

Debatieron con profundidad asuntos como la capacitación para el cumplimiento del plan, la planificación vinculada al salario de los trabajadores, que urge transformar en aras de mayor productividad.

Enfatizaron en la necesidad de un mercado mayorista en el cual los trabajadores por cuenta propia puedan acudir para obtener la materia prima requerida en sus negocios.

Pedro Víctor Simón Rodríguez, secretario general del Sindicato Nacional del sector, apreció mayor responsabilidad en las tareas planificadas e insistió en elevar la conciencia en los trabajadores y perfeccionar el trabajo político ideológico acorde a la actualización del modelo económico cubano.

Señaló además que “el funcionamiento del sindicato estará en correspondencia del resultado de las actividades realizadas y  quienes las ejecutan deben conocer cómo están sus unidades básicas para que puedan cobrar según produzcan y de ese modo apreciarán un aumento del valor agregado. Si no hay una buena calidad en los servicios no se logran utilidades”.

Reconoció al grupo que dirige esta labor en el territorio por destacarse durante tres años consecutivos en el cumplimiento del Aporte a la patria y la cuota sindical y llamó a preservar la unidad de los trabajadores en fiel materialización del legado de Fidel.

 

 

 

Isla de la Juventud
Damarys Bravo González
Damarys Bravo González

Especialista de Posgrado en Educación Superior. Licenciada en Literatura y Español en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *