El mejor regalo de aniversario

Entre recuerdos y canciones de Annie Garcés, Pepe Ordaz y otros músicos, como parte de la jornada por los 53 años del Victoria, repleta de iniciativas, mayor vínculo con el pueblo, la impronta de los jóvenes y superiores compromisos

No faltó la tradicional foto colectiva
Foto: Gerardo Mayet Cruz

En años los trabajadores del Victoria habíamos tenido un regalo similar; es más, en las casi dos décadas que llevo en el colectivo no recuerdo haber participado en algo así, tan íntimo y familiar.

Y eso fue precisamente lo ocurrido en el patio de la delegación territorial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, un encuentro de quienes habitamos la casa grande que es el periódico Victoria y digo habitamos porque para el dueto de Dorita Conrado y Dora Fernández, además de Margarita Gómez, Sergio Rivero y Eloy López, entre otros jubilados que siguen muy vinculados al periódico, esa sigue siendo su casa.

Así también lo fue hasta que nos dieron un adiós eterno Félix García, quien fuera víctima del terrorismo mientras representaba a Cuba en Nueva York; Rodolfo Carballosa, caído en la liberación de Angola, Marbides, Pepe, Evelio y Enrique, así como otros que siguieron distintos rumbos, mas, nos llevan en el corazón como Riquelma, María Esther, Olguita, Mati, Rúa, Magdi, Lisandra, Alexis…

DORITA VUELVE A SU FAMILIA

Dorita junto a su hija Haymee y su nieta Annie aprecian la exposición de los diversos intercambios con los lectores
Foto: Gerardo Mayet Cruz

En medio de los preparativos por el cumpleaños escuchaba hablar de ella y de la intención de invitarla de forma especial. Por las palabras de quienes fueron sus compañeros supe que era muy querida; los que  llevan no poco tiempo en el periódico la respetan y admiran por su entrega y dedicación al trabajo. ¡Y ahí estaba ella! llegó al encuentro con una enorme sonrisa y se le veía feliz de la mano de su hija Haymee Santana, como si hubiera sido ayer que dejara de ver a aquellos que también son su familia.

Dorita contó de sus años allí, de cómo le dieron la tarea de ser económica y administradora sin nunca haber ejercido tales tareas, porque lo fundamental era la honestidad. La locura que se vivía corriendo del viejo taller en calle 22 a 41, donde estaba la anterior redacción, de otras responsabilidades que desempeñó luego.

“Cuando nos mudamos para el poligráfico fue mejor, estábamos más organizados. Se trabajaba a lápiz y una sumadora, todo era manual. Estoy agradecida de que me hayan invitado”.

A su intervención le siguieron los recuerdos de Haymee, quien conoce a la perfección esa primera etapa, pues de pequeña corría por los largos pasillos del edificio y fue bueno para todos escuchar historias del centro que aún permanecen guardadas en los corazones de sus protagonistas.

En perfecta armonía y hablando en esencia del mismo tema, el amor incondicional que nos une a esas ocho páginas que conforman el Semanario hoy y sus otros espacios en Internet, se socializaron logros e hilvanaron historias, anécdotas que provocaron risas y otras que nos dieron la certeza que en estos 53 años no ha sido fácil, pero cada generación del Victoria le ha dado lo mejor sí y si hemos llegado hasta aquí el mérito lo tiene, como bien dijera Dora Fernández, excorrectora y jefa de redacción, esa unión que ha primado en todas las etapas.

Escuchamos a Eloy rememorar los tiempos en que el Partido le dio la tarea de estar al frente de la gran construcción que es el edificio donde radica el órgano de prensa y el poligráfico donde se imprimía entonces y al joven director Mayet de las vivencias luego del paso devastador del huracán Gustav.

Y nuestro diseñador Emilio Pérez no demoró en disertar acerca del cambio de la rotoplana a la rotativa o cómo en dos meses tuvimos un cambio abismal de esa tecnología al mundo digital con una página web on line, al decir del exdirector Sergio Rivero.

Viviendo como estamos la era de la red de redes una buena parte de los presentes tiraba fotos y elaboraba textos para subirlos a Facebook, mas, yo me limité a repasar con la vista uno a uno a mis compañeros, los que lo fueron y los que conocí en el encuentro y aunque con un hálito de tristeza vi que ya los años hacen lo suyo, sentí en las palabras, comentarios e, incluso, aprecié en la cara de los jóvenes, un espíritu rejuvenecedor y deseos de hacer.

UN LUJAZO DESDE LA MÚSICA

Especial el regalo musical de Annie y Pepe
Foto: Gerardo Mayet Cruz

Dijo el rapero surcoreano Psy que el lenguaje más famoso y popular del mundo es la música y esa no faltó a nuestra cita de lujo, pues nos llegó en las hermosas voces de Annie Garcés y Pepe Ordás, quienes no quisieron faltar al encuentro.

La joven cantante acompañada del reconocido trovador y los jóvenes músicos José Manuel Ordás y Nathali Pena, conoció más a profundidad una etapa de la vida de su abuela Dorita y de quienes fueron sus compañeros y amigos, en reciprocidad nos obsequió los temas imprescindibles en el pentagrama musical cubano Perla Marina de Sindo Garay, La gota de rocío de Silvio Rodríguez y De qué callada manera de Pablo Milanés.      

Luego de la sección de fotos y selfis Annie accedió a conversar acerca del segundo aniversario de su peña que se celebró este 15 de febrero, razón por la cual volvió a su tierra y junto a un artista que admira y con quien siempre es un gusto compartir escenario. Pero prefiero reservar sus declaraciones para la venidera edición.

Los invitados y los de casa vivimos una tarde memorable. Ni encuentro con la historia, ni generacional como algunos le llamaron, fue simplemente el necesario alto en el camino para desde la evocación de lo realizado por más de cinco décadas del periódico del pueblo pinero, depositar en el alma las mejores experiencias y desde el compromiso con la patria alistar grabadoras, cámaras y computadoras para ser la certera artillería de la Revolución.

CELEBRACIÓN DE TRABAJO

Los de casa intercambiamos también de nuevas proyecciones de trabajo
Foto: Gerardo Mayet Cruz

Mas, no solo con recuerdos celebramos en el Victoria, sino también de otras muchas maneras en los últimos días, desde las jornadas de trabajo en el embellecimiento de la editora hasta el acto el propio día 20, en que nacieran en 1967 aquellas primeras páginas, y la entrega de merecidos estímulos.

Con la misma elocuencia de las felicitaciones llegadas de varios lugares, algunos jóvenes expresaron sus sentimientos en crónicas salidas del corazón y publicadas en la pasada edición.

No dejó de hablarse de las insatisfacciones como tampoco de iniciativas y resultados, como las experiencias encaminadas a fortalecer –como muestra la exposición fotográfica por la fecha– los espacios comunitarios para el debate con lectores y públicos, que se incrementaron, así como el fomento del periodismo participativo más cercano a los problemas y el quehacer de la población e igualmente más comprometido con las soluciones.

Se realizó además un taller de periodismo móvil y la página web inició el servicio de podcast con nuevas propuestas multimedia.

 

Noticias
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *