El maestro parcelero y su Flor de Ajo

Mis hijas cursaron la enseñanza Primaria en La Fe, en el seminternado José Almuiña, del cual mi entrevistado fue su primer director hace cerca de cuatro décadas.

Juanito prepara su cartilla agronómica. Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

Juan García Linares, más conocido como Juanito, se jubiló en el 2008;  ahora cultiva una parcela inmediata al círculo infantil Flor de Amistad, en el reparto Comandante Pinares. “No será muy grande, apenas unos 20 por 20 metros –me cuenta–, pero aporta algo cada día”.

La limpieza y preparación del pequeño conuco, según supe después, la hizo “con los muchachos del barrio”. Y fue una fiesta la recogida de sus primeras habichuelas, cada uno regresó a casa con un mazo de la hortaliza lograda donde antes nadie pensó que hubiera algún cultivo.

Uno de sus sembrados más recientes es el ajo. “Son tres surcos bastante largos –refiere–, y me motivó lo leído en el periódico: la experiencia de Osmary Fuentes”. Todos los años, en Los Mangos,

Juanito hace más, prepara su propia cartilla agronómica. Recorta las secciones de Tu Pedacito para Cultivar y las guarda. “Con lo que va saliendo en el Victoria, estoy conformando una especie de calendario de siembra. Llega la época de plantación más apropiada para un cultivo, cojo el recorte, lo estudio y ya sé cómo proceder”.

Excelente previsión la de este hombre, quien gusta ser visto como El maestro parcelero, pues con frecuencia pasa varias horas en soliloquio con sus plantas, “como si el tiempo no pasara”.

Ajo de Jardín o Flor de Ajo. Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

Hoy está empeñado en cultivar Ajo de Jardín o Flor de Ajo, enredadera muy vistosa que no es raro encontrar en cualquier casa santafeseña adornando una cerca o terraza.

¿La forma de reproducción? Por estacas o esquejes, con un largo de 25 a 30 centímetros. Muy resistente a las enfermedades, admite una gran variedad de suelos, con escaso riego y poco abono.

Es una especie de ajo ornamental traída por colonos norteamericanos interesados en sus atractivas puchas de color violeta, más que en las propiedades culinarias que posee. Basta poner sus flores en una botella con aceite y a la semana está bien condimentado con ajo.

Cultiva tu pedacito Entrevistas Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *