El festejo único de Fabiana

Foto: Yenisé Pérez Ramírez

Prometía ser un día de esos que se pierden en el calendario por  falta de emoción. Aunque finalmente llegaban los 15, la cuarentena sanitaria impuesta en su área amenazaba con robarle la magia de un cumpleaños especial a Fabiana Alejandra Hinojosa Rodríguez, quien, después de resignarse a la idea, se había trazado el plan de comer cake, hablar por teléfono con los amigos y hacer una maratón de películas frente al televisor.

Lejos estaba de imaginar que muchas manos y voluntades trabajaban para darle una auténtica sorpresa.

Yoanis Mena, delegada de circunscripción de la zona, fue una de las más afanosas en esta tarea, eso sí, confiesa que la idea partió de su hija, amiguita de Fabiana desde pequeñas. “La niña me dijo: ‘Mami, es su cumpleaños 15, no es una fecha cualquiera’ y eso nos puso manos a la obra.

“Le tiramos una foto de cuerpo entero sin que se diera cuenta para medir la talla del vestido que luciría y entre sus familiares, los vecinos y mensajeros nos encargamos de todo. Le hicimos creer que preparábamos una actividad en saludo al cuatro de abril”, cuenta.

“Sabemos que la situación no es la soñada, pero quisimos que dentro de lo que cabe, creara en ella un bonito recuerdo de la fecha”.

Ni siquiera el nasobuco pudo contener la emoción en el rostro de Fabiana cuando al salir del edificio, ataviada con un clásico vestido de 15, vio reunidas –del otro lado de la línea amarilla– a tantas personas aguardándola para entonar un “cumpleaños feliz”.

Amistades, el novio, autoridades del territorio y su papá se personaron para acompañarla en este día.

“Solo puedo dar las gracias a todas las personas que hicieron esto posible, es más de lo que yo esperaba en medio del confinamiento y me ha dado mucha alegría. Me es difícil ver a tanta gente que quiero así de cerca y no poder abrazarlas, pero saberlas aquí para mí es muy bonito”, comentó emocionada.

Leonel Hinojosa, su padre, solo pudo saludar de puños a su princesa, la más pequeña de sus hijos, pero aseguró que en ese gesto iba contenido todo su amor.

“El tiempo pasa volado, mi niña está creciendo y aunque hoy no pude abrazarla sé que es por su bien, para cuidarla, ya tendremos tiempo de festejar, de estar juntos. Lo de hoy fue algo sencillo por la situación epidemiológica, pero ha sido de corazón”, dijo.

Esta es una más de esas historias de cuarentena, de instantes capturados en medio de un contexto atípico, pero que demuestran que el amor y la unidad son más fuertes que cualquier pandemia.

Foto: Yenisé Pérez Ramírez
Foto: Yenisé Pérez Ramírez
Foto: Yenisé Pérez Ramírez

 

Princesa en medio de la cuarentena (+ Fotos y Audio)

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *