El coraje estremeció al mundo

Crisis-Octubre-1¡En las calles ni miedo ni espanto;/ En las casas ni miedo ni horror;/ En el pueblo ni ruido ni llanto/ Sino impulso, coraje y valor…!”, describía el poeta Manuel Navarro Luna la firmeza de los cubanos aquellos días finales de octubre de hace medio siglo, en que la humanidad se vio al borde de la guerra termonuclear.

crisis-misiles

Barco Soviético con misiles rumbo a Cuba

  • • Crisis de Octubre o Crisis de los Misiles: El 22 de octubre de 1962, al decretar de EE.UU. el bloqueo naval contra Cuba y crearse todas las condiciones para bombardear e invadir la Isla se desencadenaba la llamada Crisis de Octubre. Kennedy demandó la retirada de las armas estratégicas soviéticas basificadas en Cuba, y declaró el bloqueo naval, ante lo cual, las FAR respondieron con la Alarma de Combate para todas sus unidades. La Crisis de Octubre, que se extendió hasta el 28 de octubre, devino uno de los más dramáticos hechos de la Guerra Fría y en opinión de algunos especialistas, de todas las relaciones internacionales contemporáneas
  • Crisis de Octubre un riesgo necesario Compendio informativo del CIP
  • Crisis de Octubre: Decididos a aceptar el riesgo. del Compendio informativo del CIP: “50 Aniversario de la Revolución Cubana”

¡En las calles ni miedo ni espanto;/ En las casas ni miedo ni horror;/ En el pueblo ni ruido ni llanto/ Sino impulso, coraje y valor…!”, describía el poeta Manuel Navarro Luna la firmeza de los cubanos aquellos días finales de octubre de hace medio siglo, en que la humanidad se vio al borde de la guerra termonuclear.

Esos días que “estremecieron al mundo” en el sentido literal de la palabra llevaron al Che a afirmar en su carta de despedida a Fidel: “…Sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe”, y sentencia como toda una profecía: “Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días”, que aleccionan, además, el valor de la firmeza y los principios empuñados ante todos los riesgos.

Frente a las tergiversaciones de los círculos imperiales en su afán de culpar al país de la llamada Crisis de Octubre, respondió Fidel hace apenas unos días: “Cuba nada tuvo que ver con el arma nuclear, ni con la matanza innecesaria de Hiroshima y Nagasaki perpetrada por el presidente de Estados Unidos Harry S. Truman, estableciendo la tiranía de las armas nucleares. Cuba defendía su derecho a la independencia y a la justicia social.

”Cuando aceptamos la ayuda soviética en armas, petróleo, alimentos y otros recursos, –subrayó– fue para defendernos de los planes yanqui de invadir nuestra Patria”, sometida a una sangrienta guerra desde EEUU.

Ante el bloqueo naval y los inminentes planes de intervención militar, el pueblo cubano se movilizó y ocupó los puestos de combate.

sopka-cohete4

Cuba recibió 80 cohetes FKR, con alcance de 150 km, con cargas convencionales y nucleares de 5 a 12 kilotones
(Exhibición Museo Parque Histórico Militar Morro-Cabaña)

Sopka-gr-2

Cohete Sopka (recibidos: 34) con cargas convencionales. Alcance de 80 km
(Exhibición Museo Parque Histórico Militar Morro-Cabaña)

En la Siguanea, al suroeste pinero, estaban los mísiles coheteriles de defensa costera “Sopka” y lanchas torpederas, con la misión de destruir los barcos de guerra y otros medios enemigos que intentaran desembarcar, mientras los milicianos continuaban en las trincheras cavadas en todo el territorio.

crisis-misiles-trayectoria-U-2-gr

Trayectoria del U-2 derribado

crisis-misiles-SAM-2-gr

El 27 de octubre de 1962 fue derribado en territorio cubano, con un SAM-2 (SA-2 SAM) como este, el avión espía U-2. Cuba había recibido unos 500 cohetes como este, para derribar blancos aéreos en alturas de hasta 27 km y con alcance de 34 km
(Exhibición Museo Parque Histórico Militar Morro-Cabaña)

crisis-U2-derribado

Los restos del avión espía U-2, derribado en Banes, Holguín, en 1962

Después de una semana en alarma, de desafío a los barcos del imperio alrededor de Cuba y del derribo del avión espía yanqui U-2, los cubanos reaccionan con asombro el día 28, porque el acuerdo entre los entonces presidentes de la URSS y EE.UU. prescindía de la opinión de Cuba sobre la retirada de los 42 cohetes nucleares de alcance medio emplazados en suelo patrio.

misiles-SS-5_Skean

Misiles R-14 similares a los que en arreglo a la Operación Anádir la URSS planificó desplegar en Cuba.

crisis-restauracion-cohete5

crisis-misil-R-12-gr-8

Cohete balístico R-12 (recibidos 36), también conocido como Stalin 4  (SS-4 por la terminología de la OTAN), con capacidad para portar una ojiva nuclear de un megatón y con alcance desde 700 a dos mil 100 kilómetros

crisis-mapa-gr

Alcance de los cohetes R-12 y R-14. Entre la orden de lanzamiento y su ejecución transcurrían dos horas y 30 minutos para los R-12, tiempo necesario para trasladar la carga hasta el cohete, acoplarla y
comprobarla, colocar el misil en la rampa de lanzamiento, abastecerlo con combustible e introducir la tarea de vuelo hasta el blanco planificado

La criminal Operación Mangosta ya había previsto para aquel octubre del ’62 provocar una revuelta generalizada, como intentan hoy infructuosamente, e intervenir en cualquier variante para derrocar a la Revolución.

Pero el acuerdo entre Washington y Moscú para la retirada de los misiles, si bien puso fin a un conflicto que colocó al mundo a las puertas de una guerra nuclear, no significó la eliminación de los peligros de agresión norteamericana, desde la continuidad de las presiones económicas y planes desestabilizadores hasta los actos terroristas contra la nación caribeña.

Crisis-Octubre-DIGITAL-2

crisis-misil_001

Serenos y valientes, milicianos y el pueblo en general tributaron el 28 de octubre de hace medio siglo su homenaje al desaparecido comandante Camilo Cienfuegos, y, en pie de guerra, ratifican la decisión de salvaguardar la soberanía nacional y apoyan los cinco puntos contenidos en el comunicado firmado por Fidel exigiendo el cese de todas las medidas de presión comercial y económica de Estados Unidos contra Cuba, de las actividades subversivas, de sus ataques piratas, violaciones del espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos, así como la retirada de la Base Naval de Guantánamo y la devolución del territorio cubano ocupado.

Crisis-Octubre-DIGITAL-4

El mayor peligro enfrentado entonces no fue el del exterminio nuclear, como aún afirman algunos, sino el de la claudicación, mas, esta vez no hubo Zanjón, sino la misma intransigencia de Maceo hasta el punto de parar en seco a los que pretendieron humillarnos con inspecciones.

Resulta lamentable que la experiencia de la crisis de los misiles no se tradujera en el inicio del desarme mundial y de un diálogo político dirigido a buscar soluciones para los problemas de la Humanidad.

 

 


Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}