El complejo camino de los materiales constructivos

La Empresa de Materiales de la Construcción de la Isla se proyecta de manera constante en las producciones planificadas y alternativas, así como en la búsqueda de fuentes financieras que permitan realizar inversiones en aras de garantizar la alta demanda de sus productos en la población, los programas de la Vivienda y otros de notable importancia.

Tras un año caracterizado por el complejo escenario de la covid-19, la entidad sorteó dificultades energéticas, meteorológicas, déficit de fuerza de trabajo y la insuficiente liquidez financiera. Esta última frena el desarrollo de las obtenciones debido a la ausencia de créditos para respaldar obras inversionistas y ejecutar la fabricación de los materiales.

En entrevista el ingeniero Rubisney Hernández Valencia, director general de la Empresa refiere:

Foto: Marianela Bretau Cabrera

“No podemos hablar de cumplimiento de las cifras sin antes hacer referencia a la situación presentada en el 2020. Atravesamos diferentes crisis; primero problemas energéticos, después la pandemia complicó más el contexto, aun así la empresa mantuvo su quehacer a pesar de tener varios trabajadores en aislamiento.

“Tratamos de mantener cierta vitalidad en siete surtidos fundamentales para afectar lo menos posible el cumplimiento de la unidad física y nuestro objeto social: los programas de desarrollo del territorio, con prioridad a los de mayor impacto como el de la Vivienda, el Mincin y aquellos que tributan a la alimentación del pueblo”.

Entre los productos concretados según el plan del 2020 están la piedra triturada, la arena lavada, el caolín, la pintura de cal y el prefabricado de terrazo, además de producciones alternativas como las celosías y tejas de barro, hidrato de cal y pintura a base de minerales.

Foto: Archivo

Acerca de sus fabricaciones Hernández Valencia precisa: “Con la piedra existieron numerosas roturas y daños ocasionados por las intensas lluvias que incidieron de forma negativa en su elaboración, por lo cual buscamos alternativas con el granzón utilizado en la elaboración de bloque de hormigón; no tiene una gran aceptación en cuanto a los programas de producción local porque aumenta el consumo de cemento, pero como elemento constructivo sí tributa a la realización de esta unidad física.

“El carbonato de calcio se quedó por debajo de lo planificado; en ocasiones ha estado en déficit, primero por los portadores energéticos, pues consume mucho y toda la quema se produce con diésel, hubo una disminución del plan y aparejado a que esta planta estaba montada para un programa de la Agricultura (aún sin materializar por parte de ese Ministerio), entonces los niveles productivos decrecieron casi un 50 por ciento y asegura solo los programas de construcción y fue necesario paralizarla.

“Con las constantes precipitaciones el yacimiento ubicado en Cayo Piedra (zona cenagosa), del cual se nutre esta planta, quedó bajo agua y la extracción se hizo muy difícil, complicando el proceso de quema debido al gasto eléctrico.

“Estas influyeron, además, en la fabricación de elementos de pared con el bloque de hormigón y barro; el caso de los elementos de piso desde principios del 2020 tuvo déficit, pues Vivienda demanda más de 12 000 metros de piso y aquí solo podemos asegurar 10 000.

“Hoy carecemos de operarios de mosaico, encargados de un producto cuya confección es manual por completo. El obrero debe efectuar más de 20 movimientos y cargar hierros de más de 60 libras; es complejo y no se forma de un día para otro. Hay un curso abierto, pero no logramos estabilidad.

“Por tanto, debido al incumplimiento de esa fabricación, producimos más de 2 000 metros de baldosas de terrazo, lo cual creció respecto al año anterior. Dicha alternativa la hemos empleado antes, no está en plan, pero tributa a este.

“En relación con los morteros especiales, ahí entra la gama de todo mortero de revestimiento y mortero cola, incumplido también debido a la humedad, este se hace a base de arena, la cual ha estado mojada y el proceso de seca es natural y largo, pues no disponemos de un área de almacenaje para agilizar el procedimiento”.

CAOLÍN Y PRODUCCIONES ALTERNATIVAS

“El caolín, producto élite de la empresa, tributa al balance nacional, aporta al programa de desarrollo en Cuba en laparte de la cerámica e incluso aporta a una entidad mixta de San José de las Lajas. Ahí sí cumplió el plan de producción y entrega.

“Entre las elaboraciones alternativas tuvimos 23 000 celosías de barro, 10 000 tejas criollas de barro, 26 de toneladas de hidrato de cal y 14 800 litros de pintura a base de minerales.

“Garantizamos, a pesar de los incumplimientos referidos, el ciento por ciento de la entrega al Mincin y se sumaron otros surtidos como el carbonato de calcio, el fino rajón y la macada, derivado de la propia molienda de la cantera; se utiliza en la cimentación de las viviendas y se ha destinado a subsidios.

“A la Fábrica de Caolín que produce esa arcilla y el carbonato de calcio se le adicionaron dos líneas: el bloque criollo, el cual utiliza los residuos generados por la planta para minimizar costos y pintura a base de minerales; ello está teniendo buena aceptación por empresas como Industrias Locales”.

LÍNEAS CON POSIBILIDADES DE EXPORTACIÓN

Aunque se aprecia una diversificación en la obtención de materiales de la construcción, los planes no llegan a concretarse en su totalidad e inciden problemáticas a solucionar con inversiones.

“El cumplimiento en valores, la empresa paga normal, no tiene salario sin respaldo productivo, sobrecumple los ingresos de ventas, y los valores de la productividad, siendo el salario medio superior a la media planificada, pero nos afecta la liquidez financiera, aunque somos rentable e ingresamos dinero”, subrayó Rubisney Hernández.

“El banco no nos otorga créditos de inversiones hasta haber liquidado las deudas pendientes, pues tenemos arrastre desde el 2011. Esperamos que el Ordenamiento Monetario y la reforma salarial nos permitan adquirir nuevas fuentes de empleo, aumentar los ingresos y buscar otras vías que tributen a posibles exportaciones.

“Estamos negociando, o más bien en un proceso de intercambios, con clientes de Islas Cayman interesados en comprar arena y otros de China que buscan adquirir caolín. Eso permitirá mejorar la salud financiera de la empresa, tener socios con capital.

“Incluso, si exportamos podríamos utilizar parte de ese dinero en darle vitalidad a la empresa y desarrollarla”.

Entrevistas Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *