El Cochinito reabre sus puertas

Regresa una de las instalaciones gastronómicas insignes
Foto:Yuniesky La Rosa Pérez

Una de las unidades emblemáticas de la gastronomía pinera reabrió sus puertas recientemente para beneplácito de pineros y visitantes, tras alrededor de dos meses en los cuales sus instalaciones fueron sometidas a trabajos de restauración.

Se trata en esta ocasión del restaurante El Cochinito, enclavado en propio corazón del Paseo Martí, con una antiquísima tradición de buen hacer y disfrute, y llega precisamente en la etapa veraniega como una opción para los vacacionistas y el público en general.

Una ardua labor de todos los que se involucraron en la reparación y remodelación en función de devolver el esplendor del establecimiento, además del apoyo de la dirección de la empresa y la unidad básica, permitió que luego de 60 días el salón, el área campesina, el bar, la cocina y el salón de protocolo, quedaran listo para acoger al visitante, siempre exigente.

Alfredo Plutín Sánchez, administrador en funciones de El Cochinito, precisó que los trabajos estuvieron dirigidos a la rehabilitación de la plomería, los servicios sanitarios, fogones y la nevera de mayor porte que afectó el quehacer de los trabajadores.

Asimismo cada uno de los locales (salón, cocina, lunche) se embellecieron con la pintura y otros elementos decorativos aportados por artistas para proporcionar una atractiva ambientación.

Detalló Plutín Sánchez que el popular restaurante con sus especialidades tradicionales derivadas de la carne de cerdo, abrirá durante el verano todos los días desde las 12:00 m hasta 11:45 pm.

En su reapertura los comensales pudieron disfrutar de una amplia variedad de ofertas como el cerdo asado, plato insigne de la casa, bistec de cerdo, bistec grillé, bistec pinero, masa frita, cerdo entreverado, chuleta, costilla, entre otros.

En el bar se exhibe una amplia variedad de cocteles
Foto:Yuniesky La Rosa Pérez

También estuvo disponible el muy demandado matajíbaros, diversidad de arroces y ensaladas, el caldo pinero, mientras en el lunche destacaron el entremés de queso, de jamonada especial y de la combinación de ambos; dulce de fruta bomba con y sin queso, y de esta misma manera la mermelada de mango, jugos naturales, cerveza especial y refresco enlatado, a la vez que el bar oferta más de seis tipos de cocteles.

“Realizaremos nuestro máximo esfuerzo para mantener no solo estas propuestas, sino también la calidad, higiene y belleza del local, este es un restaurante temático e insigne aquí”, destacó.

“Contamos con dos turnos de trabajo integrados por diez u 11 trabajadores por cada uno –continuó– todos provienen de escuela y además reciben capacitación una vez a la semana por parte de los especialistas de servicio de la unidad básica. Así mantenemos al colectivo actualizado para brindar un servicio de excelencia”.

Puntualizó que cada integrante del centro estuvo vinculado a las labores de reparación, aportándole un gran sentido de pertenencia y muchos deseos de recuperar el esplendor de antaño.

Greisy muestra algunas de las oferta de la casa
Foto:Yuniesky La Rosa Pérez

Una de las que estuvo a diario ayudando en la pintura, limpieza y en todo lo que hiciera falta en cada momento, fue Greisy Borrero Góngora, cocinera de la unidad, que llegó allí de traslado.

“Vine dispuesta a instaurar mi sello y a eliminar la mala imagen con respecto a la elaboración, sé que es un duro reto pero lo asumo. Tenemos garantizado el abastecimiento para la etapa de verano, sobre todo de carne de cerdo a pesar de las dificultades del municipio y en este sentido hemos sido priorizados”, afirmó Greisy.

El lunche es una de las áreas que cuenta con experiencia, allí labora Marleidy Wilson Guilarte, con 14 años en la unidad. “Me siento muy feliz por volver a brindar al público lo que hacemos, cada integrante dio el máximo en la reparación y ahora el esfuerzo estará dirigido a dar un servicio a la altura que el pueblo merece”, apuntó.

El colectivo de El Cochinito con Alfredo al frente, finalmente quiso exhortar a la población a que visiten el lugar, disfruten de lo que tienen para ofrecer y junto a ellos mantener la disciplina, cuidar la higiene y la instalación, pues se trabajó duro para que todos puedan disfrutar de las bondades de un sitio que es tradición en la Isla.

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *