El bloqueo dice NO, Etecsa dice SÍ

La calidad y estabilidad del servicio de datos del Centro Tecnológico Recreativo, la conectividad por fibra óptica en otras entidades estatales y el acceso a Internet en La Demajagua a través de su punto wifi se deben en la actualidad a la inventiva del ingeniero Julius Rodríguez Pérez, especialista en inversión de la División Territorial de Etecsa Isla de la Juventud, destacado anirista que exhibe la condición 8 de Octubre.

Su aporte le ahorró a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba alrededor de 3 000 CUC por la recuperación de diez baterías para poner en funcionamiento cinco backups, esenciales para la utilización de equipos que posibilitan la navegación inalámbrica en las áreas públicas. Su trabajo posibilitó, entre otros beneficios, crecer en servicios, aumentar el ancho de banda de varias empresas, crear infraestructura para nuevos servicios wifi y la satisfacción de los clientes, todo sin incurrir en gastos y con la contribución al cuidado del medio ambiente con materiales en desuso.

Esa es la respuesta que dan los cubanos al genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba, que este jueves recibió un rotundo NO en Naciones Unidas.

Un material audiovisual concebido por la Universidad de las Ciencias Informáticas que expone su impacto en la Informática y las Comunicaciones, muestra que los daños ocasionados al sistema del Ministerio de las Comunicaciones desde abril del 2018 a marzo de este 2019 ascienden a más de 55 millones de dólares, con las entidades de telecomunicaciones, Segurmática y de aplicaciones informáticas como las más afectadas. De igual forma sufren los efectos los grupos empresariales Correos de Cuba y de la Informática y las Comunicaciones como Cubatel S.A.

Reinerio es uno de los aniristas con reconocimientos. Foto: Gerardo Mayet

Más del 95 por ciento de las afectaciones se concentran en Etecsa con cerca de 54 millones los perjuicios en un año. Sobre la afectación en los procesos tecnológicos, su incidencia en la calidad del servicio y por consiguiente en el proceso de informatización, explicó Reinerio Rodríguez, especialista A en Ciencias Informáticas de Etecsa:

“En esta área se hace evidente en temas como la adquisición de software y tecnologías necesarias tanto para mantener la infraestructura como para conservar y actualizar los propios sistemas informáticos utilizados. Hoy ningún desarrollo de software está concentrado en un solo país; es decir, se usa el desarrollo de sistemas por módulos, muchos de ellos son creados por terceros y la industria norteamericana tiene un alto impacto en la composición de software de gran profesionalidad.

“¿Cómo enfrentamos el cerco económico? Desde hace varios años la Empresa está inmersa en un proceso de migración hacia plataformas de software libre y código abierto como alternativa para seguir avanzando; tiene varias etapas y gran parte de nuestros servicios están montados sobre esa apuesta, no obstante, siempre hay sistemas y software propios de las telecomunicaciones que son privativos porque adquirimos equipos y estos vienen con los suyos para gestionarlos y manipularlos, por lo que siempre va a haber un nivel de dependencia en dicho tema.

“Hoy el acceso a la mayoría no es definitiva, puesto que no se compran de por vida sino por licencias y estas poseen un tiempo limitado. Cada vez que el país intenta acceder a ellas, impuestas por el desarrollo y la evolución de las tecnologías, resulta un problema, pues hay que hacer contratos con terceros, todo eso pudiéndose tener productos y servicios más cerca y a un precio asequible. Por eso continuamos migrando para garantizar la independencia tecnológica”.

“Las limitaciones son palpables”, declaró Francisco. Foto: Yesmani Vega Ávalos

Otras pruebas palpables ofreció el especialista principal de energética Francisco Pérez: “Las carencias están dadas, en lo fundamental, en el uso de medios para trabajar. Herramientas como las producidas por la firma norteamericana Klein Tools, muy utilizadas por nosotros y el personal de la Empresa Eléctrica, no entran porque se las vendía a Cuba un proveedor que se las compraba a Klein y nos surtía, pero es tanto el acoso que la marca le exigió decir a quién le suministraba y se cayó el acceso a ellas.
“Por otro lado el parque automotor presenta serias dificultades; todos sabemos que Etecsa camina sobre ruedas para dar los mantenimientos. Hemos tenido que cambiarlo porque está envejecido. Ahora tenemos vehículos nuevos, pues el bloqueo nos ha obligado al no tener acceso a partes y piezas de algunas marcas para reparar los anteriores. Nos gustaría poseer buenos carros como Ford y Chevrolet, pero hay que ir a Europa a comprar un Hino y otros tipos.

“Nuestras vitrinas en centros multiservicios solo exhiben teléfonos LG y Huawei porque no podemos comercializar, por ejemplo, los Iphone, por contener más de un diez por ciento de componentes norteamericanos”.

Como consecuencia de la cruel política en lo referente a las telecomunicaciones, Estados Unidos impuso una multa de 1,190 millones USD a una empresa asiática que suministraba equipos al sistema de comunicaciones de Cuba y se acortan las sendas para exportar servicios, pues por las presiones se dejan de percibir 194 000 dólares.

Sí existe el bloqueo para las comunicaciones, así lo patentizó en reciente visita al Municipio Mayra Arevich, presidenta ejecutiva de Etecsa.

“Presidentes norteamericanos como Obama e incluso Trump dicen que en Cuba existe el bloqueo, pero también cierta flexibilización en el área de las comunicaciones y es mentira porque tenemos altas limitaciones. Muchas de las plataformas que se comparten y aseguran las radiocomunicaciones en la red de telecomunicaciones tienen un alto porciento de componentes norteamericanos, eso hace que busquemos soluciones creadoras para lograr los objetivos, acompañándonos a veces no de lo más actual, aunque la Empresa tenga la disposición de comprarlo, sino de la posibilidad real técnica de las plataformas. Los especialistas tienen que estudiar, prepararse y lo hacen para dar respuesta a este sistema de informatización que lleva mucho desarrollo, creatividad y trabajo.

“Vivimos un difícil recrudecimiento del bloqueo en el que Trump –prosigue– les impone medidas a varias naciones y contra nosotros tiene una ametralladora. Es el año en el que ha perseguido barcos con combustible para Cuba, pero resistimos porque a pesar de la situación coyuntural se respira deseos de hacer”.

A más de 50 años el imperialismo continúa subestimando la firmeza de los cubanos. Desde la casa blanca dicen: ‘No tendrán medios de transporte ni combustible’ y los trabajadores de Etecsa montan un punto en campaña con una ejecutiva comercial en lugares distantes como La Tumbita para acercarle los servicios al pueblo. El mandatario impone nuevas medidas con el objetivo de imposibilitar el acceso a las nuevas tecnologías y el movimiento anirista, desde la inventiva y creatividad, echa a funcionar complejos equipos sin gasto alguno, reduciendo así las importaciones y sumando dos millones más de pesos al plan anual.

También encontramos a esos trabajadores armados de los argumentos y las vivencias que desenmascaran al bloqueo participando en un tuitazo convocado por su dirección para el que se habilitó un punto wifi gratis desde donde, como afirma Reinerio: “Continúa la lucha en las redes sociales en defensa de los principios y las conquistas de la Revolución”.

Punto Wifi gratis. Foto: Yesmani Vega Ávalos
#NoMásBloqueo Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *