El béisbol vive en el palmar

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Las tardes en el área del palmar en Sierra Caballos, continúan siendo uno de panoramas más placenteros para disfrutar. Ya en su porción más elevada no abundan las moradoras patrimoniales y sempiternas del lugar.

Desde hace mucho tiempo, se congregan en ese enclave, esos que son la esperanza del mundo para echar a volar sus sueños de convertirse en estrellas del pasatiempo nacional de los cubanos.

Qué mejor imagen para alegrar la tarde que ver a los niños jugando pelota. Y es que todas las tardes desde septiembre, de lunes a sábados, cuando ya merma la intensidad de los rayos del sol, el sitio se transforma en un hervidero, allí entrenan pequeñuelos de tres categorías, 7-8, 9-10 y 11-12 años, pertenecientes al combinado deportivo Irene Hernández de Sierra Caballos, mientras aprovechan el domingo para descansar.

Por su parte, los equipos de las dos últimas categorías están inmersos desde el día 12 en la Copa Pionero Municipal que se extenderá hasta el nueve de febrero y constituye el evento fundamental en el territorio.

En el caso del 11-12 sus entrenadores Yariel Tamayo González y Albin Raudel Zamora Duverger, otrora lanzadores de escuadras pineras en Series Nacionales, afirmaron que sus pupilos llegan en buena forma a la justa.

Integrado por 18 atletas, el conjunto se ha venido preparando desde la primera semana de septiembre para este momento. “Desde que iniciamos la preparación se ha desarrollado bien, cumpliendo con el horario de manera ordenada. Realizamos varios topes de confrontación versus el elenco del combinado Arturo Lince y a pesar de haber tenido altas y bajas consideramos que los muchachos están en condiciones para lograr un buen resultado”, destacó Yariel.

“Todo depende de ellos en el terreno –continuó–, confiar en sus posibilidades de alcanzar la victoria, esforzarse por hacer bien las cosas, disfrutar del juego de pelota y no cometer errores a la defensa, que fue nuestra principal deficiencia en los juegos de preparación efectuados”.

Aseguró que cuentan con un picheo profundo como arma fundamental que unido a la motivación y el aporte ofensivo, pueden encauzar los desafíos por el sendero del triunfo.

“Contamos en el colectivo con varios peloteritos que sobresalen e inspiran al equipo, entre ellos están Carlos Arturo Sánchez Verdecia, capitán y bujía inspiradora, Yuniesky Vázquez, otros de los que impulsa al grupo y un lanzador que exhibe muy buenas condiciones y perspectivas”.

En total serán ocho los choques que se disputarán durante la lid. Enfrentarán en cuatro oportunidades per cápita a sus homólogos de los combinados deportivos Arturo Lince de Nueva Gerona y Roberto Santacruz de La Fe.

Sin embargo, para quienes habitualmente transitan por las cercanías del terreno del palmar, les llama la atención el cambio de imagen que ha experimentado, gracias al esfuerzo y dedicación de los propios entrenadores, el apoyo de la dirección del combinado deportivo y sobre todo de los padres de los niños que se han volcado a mejorar las condiciones de ese espacio.

“Cuando iniciamos los entrenamientos hace cuatro meses atrás, el terreno no contaba con las condiciones idóneas para la preparación, incluso tuvimos que entrar fuera porque estaba enyerbado, tenía piedras en el infield, gracias a la contribución de los padres, hemos logrado mejorarlo.

Nos han ayudado con la arena, la tierra vegetal y otros múltiples medios que se necesitan. También los entrenadores del resto de las categorías han puesto su empeño”.

Precisó Tamayo González que acometieron labores como levantar el box, arreglar la zona del home y acondicionar la media luna con la arena para que los pequeños beisbolistas puedan mejorar a la hora de fildear.

“Con posterioridad pretendemos erigir el backstop e inaugurar el terreno con el nombre de Víctor García Opan, más conocido como Pillín, quien fue el creador de este terreno”.

No caben dudas que es una categoría en la cual el apoyo de los padres sostiene la actividad, pues las limitaciones y escasez de recursos golpean a todos y muchas veces el deporte en la base lo sufre en mayor medida.

“Los muchachos se motivan cuando ven el terreno en esas condiciones, no obstante aún resta trabajo por hacer e iremos mejorando poco a poco”. Esta es un área muy deportiva que de manera espontánea se ha convertido en espacio ideal para ejercitar el cuerpo, allí se congregan multitudes y se juega fútbol, voleibol, se entrena atletismo y también constituye una plaza ya tradicional para empinar papalotes y objetos volantes.

Es toda una “fábrica” para ganar salud desde la actividad sana, pero si no desea ejercitar su físico, dedique un tiempo a deleitarse viendo a los niños jugar, divertirse, pero también haciendo vivir al béisbol.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

 

Deporte Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *