El barrio sorprendió a José (+ Fotos)

Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo

Este viernes, justo a las doce del mediodía, cuando el sol aquí en la Isla está en su apogeo, fue sorprendido el fisioterapeuta José Ángel Rodríguez Cremé. Mas, no se trató de algún hecho de indisciplina; la “infracción” de este joven fue intentar sorprender al vecindario a su llegada al Municipio, luego de la requerida cuarentena en La Habana tras el cumplimiento de su misión en la República Bolivariana de Venezuela.

Al bajar con su figura quijotesca del corcel de ruedas –marca Girón–una representación de los vecinos aguardaba ansiosa. El primero en fundirse en un abrazo fue su papá, recién operado y por quien debió interrumpir la misión.

Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo

Siente que el nasobuco lo ahoga…, respira, intenta retomar la compostura ysigue saludando. Aprieta fuerte a su abuela Esther –la reliquia casi nonagenaria del barrio–, le siguen su tía Sara, su esposa, su prima, Aida –madre adoptiva de todos los jóvenes de la cuadra– y así sucesivamente a cada uno de los presentes.

Su mamá no desfila entre los besos y abrazos porque también se encuentra en Guatemala como parte de la avanzada de batas blancas que allá presta servicios.

La camisa azul de mangas largas resalta sus ojos enrojecidos por lágrimas de emoción, que fue mayor cuando tuvo que dirigir unas palabras a quienes lo esperaban con ansiedad.

Casi entre sollozos de ambas partes, José participa en el sencillo mitin, donde recibe un diploma de reconocimiento por la ardua labor realizada como colaborador y dirigente de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Su intención era llegar y atrapar a todos “infraganti”. Sin embargo, al arribar a su tierra pinera él fue el sorprendido…, a plena luz del día, por la gratitud que ilumina al barrio.

Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo
Foto: Yunaisy Castellanos Izquierdo

 

Isla de la Juventud Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *