El barrio aporta a la economía y la salud

Mediante los Minifestivales de Recuperación de Materias Primas como el realizado por los CDR en La Fe y ahora convoca a otra jornada dedicada al aniversario 95 del natalicio de Fidel
Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

Todavía los pobladores de La Fe hablan con agrado del primer Minifestival de Recuperación de Materias Primas que realizaron en tiempos de covid los integrantes de los Comités de Defensa de la Revolución hace unos días en el reparto Comandante Pinares, en La Fe.

Como resultado de la movilización de los vecinos, sin dejar de cumplir las medidas de protección, sobresalió el aporte de importantes renglones como frascos de cristal, botellas, plásticos, entre otros recursos que contribuyen al desarrollo de la industria cubana y sustituir importaciones.
“Mi aporte cederista a la economía del país” es uno de los eslogan de este movimiento de masas que permitió, además, cooperar con la protección del medio ambiente y desocupar espacios en el hogar y los patios, e igualmente favorecer la actual ofensiva de la lucha contra peligosos vectores de enfermedades como el mosquito Aedes aegypti, portador del dengue, la fiebre amarilla, chikunguña y zika.

RECUPERANDO LO POSITIVO

Leonardo Lazo Carrillo, del CDR número cuatro de la Zona 121, considera “…que en estos momentos es importante retomar la recogida de materias primas, una forma de ayudar al ahorro del país ante el bloqueo, de tener otra vez los recursos que ya se utilizaron una vez, pero que, reciclados, pueden estar de vuelta, regresar con otra apariencia y satisfacer nuevas necesidades.

“Fue una cosa muy bonita –señaló– porque se pudo ver cómo se combinaron el deporte, la cultura y el trabajo voluntario. En definitiva, la recogida de materias primas se hizo en el tiempo libre de muchos pobladores y con conciencia de su importancia, del valor de aportar lo que tenga a mano para contrarrestar las carencias que confrontamos”.

Lazo Carrillo puntualizó además otros detalles: “Lo que antes ibas a botar, se guarda ahora y recupera. Ya no va a la basura.

“Los cederistas quedamos motivados –comenta– y para la próxima recogida, que será en breve, habrá mayor participación popular y una entrega mucho mayor”.

Esas acciones, realizadas también por otros consejos populares y comunidades, responde a un convenio de trabajo encaminado a potenciar el reciclaje desde los barrios pineros firmado entre los CDR y la Empresa de Recuperación de Materias Primas en el territorio.

Norma García Proenza, coordinadora de la Zona 117 de los CDR, fue una de las principales impulsoras de esa iniciativa comunitaria. Consideró que “…esto es muy bueno, estamos recuperando algo positivo que hacía bastante tiempo habíamos dejado de hacer. Y no es solo la recuperación de materias primas, es también la ocupación del tiempo libre de la población; darle a todos la posibilidad de sentirse más útiles en estos momentos tan difíciles de encerramiento obligado por la pandemia; es además un sí por la Revolución”.

El próximo día 11 se efectuará, en el mismo lugar, una nueva recogida de materias primas, dedicada al aniversario 95 del natalicio de Fidel. “Será a partir de las cuatro de la tarde –precisó la líder del barrio–, y todos los CDR del área están convocados a converger en el punto de acopio, La Pista, en una recogida grande que como esta estará apoyada y enriquecida en su ambientación por los trabajadores del Deporte, la Cultura y otras instituciones y organismos”.

Yeniet Piñero Yanez, “Yeni”, del CDR 5 de la Zona 122, dijo: “Es la hora de fortalecernos como cederistas. La recuperación de una de nuestras actividades fundamentales trajo mucha alegría y entusiasmo. Esperamos continuarla con más frecuencia. A medida que sea sistemática retomaremos el viejo hábito de guardarlo todo hasta el día del acopio. Ah, y otro detalle importante: quisiera agradecer a quienes laboran en el Inder por su apoyo y traer su alegría a nuestros niños”.

Pavel Zamora Muñoz es el funcionario que por la dirección municipal de los CDR atiende al reparto Comandante Pinares. Como tal le correspondió organizar este primer Festival de Materias Primas al que dieran el título de Recuperamos lo perdido.

Dijo que participaron coordinadores de zonas, presidentes de CDR y sus afiliados, así como trabajadores de colectivos laborales convocados para apoyar la actividad.

Cada quien llevó lo recopilado al punto de recogida por sus propios medios, y uno de ellos, con su triciclo eléctrico particular, se encargó de trasladarlo hasta los almacenes de la Empresa de Materias Primas para evitar su deterioro a la intemperie.

“No dimos una calificación de Zona Destacada –dijo– porque estamos iniciando un proceso, hubo poco tiempo y sin embargo todas las zonas hicieron un gran esfuerzo con un resultado superior a lo esperado”.

Zamora Muñoz destacó, además, que se exigió el cumplimiento de las medidas sanitarias para cortar los riesgos de la pandemia, como distanciamiento entre las personas y uso del nasobuco.

RESISTIR CREATIVAMENTE Y DESARROLLARNOS

La dirección de la nación enfatiza en que los planes se tienen que parecer a cada territorio, donde hay que resistir de manera creativa.

En Municipio –en la actualidad con una situación frente a la pandemia muy diferente al resto del país– puede y debe aportar cuanto le sea posible en materias primas, otros territorios no están en condiciones de hacerlo. Nuestra limitante mayor es la transportación marítima, pero mucho de lo que logremos acopiar se reutilizará de forma interna, como reciclaje o convertido en un nuevo producto que siempre tendrá una demanda local insatisfecha.

Esta es la importancia mayor de realizar y consolidar los minifestivales de recuperación de materias primas, que como el que acaba de realizarse en La Fe, muestran la capacidad movilizativa de los cederistas y sus aportes no solo a la economía al contribuir a la disminución de importaciones, sino también a la lucha por la vida, por lo cual se logra en el saneamiento ambiental.

Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos
Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

 

Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *