El Banano no solo entrega plátanos

En consonancia con los tiempos, la yuca no puede faltar. Foto: Víctor Piñero Ferrat

Todo es intensidad en los campos del territorio, está en plena etapa de siembra de viandas, hortalizas y granos, muchos son los protagonistas de esta historia que a mi modo de ver y como están las cosas, solo una catástrofe puede evitar que el sector cooperativo y campesino y también las entidades estatales salden una deuda de años con los pineros: las viandas.

Modesta en apariencias, grande en producción, es la finca El Banano, ubicada a menos de un kilómetro del poblado El Tronco, perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios Jesús Menéndez.

UN APARTE CON IDELFONSO

Idelfonso señaló que se pasó de un área infestada de marabú a una próspera finca. Foto: Víctor Piñero Ferrat

Idelfonso Silva Pérez es el propietario de esta finca que según sus pronósticos entregará cuatro toneladas de café en la presente campaña, un aporte nada despreciable en los propósitos del territorio que lleva varios años materializando sus compromisos.

“Lo hemos atendido bien, dice, le dimos todo lo necesario y ahora esa parición llega a los tres kilos por plantas, aunque hay de hasta 20”.

Como expresé al principio, no solo plátanos aporta esta familia, pues todos de una manera u otra brindan su granito de arena en pos de producir alimentos para el pueblo.

Así, de una manera bien planificada, vemos a Julián Silva Pérez, hijo, en la cochiquera, con un pronóstico de hasta 10 toneladas y media de carne en lo que va de año.

El joven no deja de mostrar su satisfacción por lo que hace cuando señala: “Me gusta el campo, aunque nuestra labor es de sol a sol como se dice. Espero algún día convertirme en ingeniero agrónomo y ayudar más a mis padres”.

Seguimos en diálogo con Idelfonso y conocimos de su anhelo por  incrementar sus entregas a los puntos de venta y a la agroindustrial:

“Ahora con este oreo estamos sembrando yuca y también  aumentaremos las hectáreas de boniato”.

EXPERIENCIA POSITIVA

Mientras recorremos la finca Idelfonso nos muestra sus iniciativas para lograr un óptimo aprovechamiento de su área a partir del intercalamiento de cultivos.

Y es que en medio de los plátanos siembra frijoles, así como yucas entre las plantas de coco, que por cierto tiene más de 3 000 para entregar a la industria.

Una vista panorámica demuestra que hay trabajo hecho, pues esto era solo marabú hace algunos años, y como previsor hasta caña sembró dada las dificultades con el pienso para los cerdos.

DE SORPRESA EN SORPRESA

Recoger café, es la pasión de Yoandra. Foto: Víctor Piñero Ferrat

Aquí no se queda nadie sin contribuir, tal es el caso de Yoandra Pérez Pérez, especializada en la recogida de café, cuñada de Idelfonso y quien asegura que con la abundante parición podrá recolectar hasta 20 latas como promedio diario.

Ya próximo a la partida un señor de 71 años ha seguido nuestros pasos, el padre de todos, como le dicen a Idelfonso Silva Pupo, quien nos aseguró que es así como se mantiene al tanto de cuanto acontece.

No por último es menos importante la faena de Yanet Pérez Pérez, la esposa, quien no deja de colar unas cuantas cafeteras, hacer la merienda y el almuerzo, ella es una mujer multioficio, al garantizar la alimentación de los que amanecen en el campo.

Así son los protagonistas de esta etapa de esfuerzo mancomunado para lograr una alimentación balanceada de una población que lo merece.

Ya cubren los puntos de venta de La Demajagua y las dietas de plátano y hay mucho más en estas tierras que manos laboriosas le sacan el fruto del trabajo creador y comprometidas con hacer de esta campaña de siembra, como parte del Plan de Desarrollo Integral, una de las mejores. Hay muchos protagonistas empeñados en ello.

 

Julián se siente orgullo de ayudar a su padre. Foto: Víctor Piñero Ferrat

 

La comida a su tiempo es ley en El Banano. Foto: Víctor Piñero Ferrat

 

A Idelfonso padre no se le escapa un detalle en el cuidado de los recursos:Foto: Víctor Piñero Ferrat
Economía Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *