El adulto mayor sigue siendo un grupo vulnerable

La buena noticia del comienzo de los ensayos clínicos de candidatos vacunales en su fase III ha sido, sin dudas, el suceso de las últimas semanas en Cuba, y aunque tengamos hoy esa sensación de esperanza, alivio y victoria, aún la batalla contra la COVID-19 dista mucho de haber terminado.

Es por eso que hacemos un llamado ante la baja percepción de riesgo en algunos de nuestros adultos mayores, uno de los grupos vulnerables en esta pandemia y a los que más atención y protección debemos dar en nuestros hogares y barrios.

El adulto mayor, uno de los grupos vulnerables. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Al virus no podemos abrirle las puertas. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

El distanciamiento físico y el correcto uso del nasobuco son medidas fundamentales de protección. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Adulto mayor en La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Pese a tener una buena protección contra el virus, es mejor quedarse en casa. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Adulto mayor en La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

El florero. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

La baja percepción de riesgo persiste en las calles de La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Salir solo si es necesario. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Personas de la tercera edad en La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *