EI privilegio de Yaimet

FOTO: Yoandris Delgado Matos

“Su imagen permanece vívida en mi memoria como la de aquella mañana cuando nos despertaron de madrugada y llevaron al Palacio de las Convenciones para un encuentro con personalidades del país”, detalla Yaimet Kindelán Aguilar, hoy funcionaria integral de la Unión de Jóvenes Comunistas en la Isla de la Juventud.

“Pensábamos que era con Raúl, había expectativa. Los miembros del Secretariado Nacional de la Feem y la Feu estábamos sentados en la primera fila. De pronto, ¡qué sorpresa!, entró Fidel. Estallaron los aplausos y el júbilo. ¡Al fin lo conocí personalmente!

“Yo tenía 15 años, ese 30 de octubre de 2010 sentí emoción al tenerlo frente a frente. Lo vi más alto, vestía ropa deportiva, su paso era lento, la voz apacible y gesticulaba al hablar.

“Mostró mayor preocupación por el tema de la preparación de los cuadros. Nos aconsejó y dio ideas de cómo los dirigentes estudiantiles podíamos llegarles mejor a los jóvenes que atendíamos en los diferentes ámbitos.

“Pidió que fuéramos más carismáticos, comunicativos, entusiastas para reforzar en ellos valores patrióticos, éticos, morales, conseguir su participación protagónica en las tareas y encontrar las vías para la realización de sus propias iniciativas e intereses. Fue un intercambio inolvidable que empezó a las siete de la mañana y terminó al mediodía”.

La pinera Kindelán Aguilar refiere la alegría que sintieron cuando dos meses después, en diciembre, el Comandante en Jefe se apareció en la residencia donde estaban albergados en el reparto Kohly y se interesó por cada detalle: calidad y variedad de la comida, gustos, cómo los trataban, condiciones allí, transporte…

“Pensé en mis padres, Oscar y Gisela, en su exigencia; me enseñaron mis derechos y deberes, a realizar las tareas escolares antes de ir a jugar, lo cual me dio disciplina; gracias a ellos como adolescente tuve el privilegio de conocer a Fidel”.

Ella transitó por varias enseñanzas y responsabilidades a nivel de centro, municipal y nacional. En abril del 2010 sesionó el Consejo Nacional de la Feem y en la reunión del Secretariado Nacional la eligieron para integrarlo y encargarse de Deporte y Recreación.

“En la capital terminé el décimo grado en la escuela de profesores de Educación Física Manuel (Piti) Fajardo, donde además hice el onceno, el duodécimo y me gradué. Al concluir mis funciones regresé a mi tierra natal, donde comencé la vida laboral y matriculé la carrera universitaria de licenciatura en Cultura Física”.

De repente una pandemia trunca proyectos de vida y sueños, la muerte amenaza el mundo, al país y a la Isla, su gente se aísla en hogares y no se hicieron esperar los jóvenes contra el coronavirus.

“La mayoría adoptó una actitud positiva y sin miedo enfrentó cara a cara a la covid 19 para proteger a las personas vulnerables.

“Me ubicaron en el consejo popular Sierra Caballos, donde resido. Atendí a 29 adultos mayores y dos mujeres con hijos, a quienes compré alimentos, gas, medicinas…Primero el recorrido era a pie, luego me apoyó el carretonero Osmel, movilizado por la zona de defensa, y cumplíamos las medidas orientadas por Salud Pública.

“Saqué enseñanzas provechosas de cómo romper rutinas en la comunicación interpersonal, conocer mejor los problemas de las personas, así como aquilatar desde otra perspectiva la labor del personal de la Salud y los científicos. También se hizo más visible el compromiso de las nuevas generaciones con la comunidad”.

¿Cómo te acompaña el Líder Histórico de la Revolución Cubana?

“Fidel dejó una huella imborrable en mí, las palabras no alcanzan para agradecerle, él me acompaña siempre; en esta hora crucial frente a las maniobras contrarrevolucionarias que intentan desestabilizar el país; sus ideas están más presentes que nunca”.

Otros artículos del autor:

    None Found

El Pinero El Pinero 2021 Suplementos
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *