Donde todos disfrutaron y aprendieron

Cuando faltan pocas horas para el inicio del curso escolar y antes de poner en la espalda la mochila cargada de libros, lápices y libretas, ya colgamos en la pared la de la etapa estival, que estuvo llena de alegrías, lugares descubiertos y momentos especiales disfrutados en familia o en los planes vacacionales proyectados por la Dirección Municipal de Educación (DME).

Julio y agosto llegan cada año para regalar lo mejor de un verano que en esta ocasión sumó, en la Isla de la Juventud, a las ya acostumbradas opciones de sol y playa, otras que conjugaron la diversión con el aprendizaje.

APRENDER Y DISFRUTAR

A disfrutar y aprender invitaron las vacaciones de este 2019 cuando el reto era de vivir un verano intenso, como ocurrió en el territorio, donde además primó la variedad de opciones y la tranquilidad.

Sin incurrir en grandes gastos a la economía el reto fue promover la creatividad, la diversidad, la belleza y el buen gusto en cada espacio y opción de esparcimiento en ese tiempo libre.

Fue un desafío en medio de un contexto internacional complejo, con amenazas que se recrudecen –como ha alertado el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez–, pero como a esas los cubanos ya estamos acostumbrados, no constituyó freno alguno para impedir que se gestaran propuestas diversas.

De esa manera durante el período vacacional la Isla contó con 20 centros abiertos en los diferentes consejos populares y otros siete para el plan vacacional, según hizo saber el Lic. Alexis Blanco, especialista de Deporte y Recreación en la DME:

“Educación como todos los años –aseguró– siempre trabaja por hacer un verano más agradable que llegue a toda la familia”. Y así sucedió desde las primeras jornadas de julio cuando los niños celebraron su día, mientras en las comunidades las instituciones educativas disponibles para el período veraniego, de conjunto con otros factores, brindaron servicios de audiovisuales, computación, biblioteca, deporte y la celebración de un grupo de actividades en homenaje a fechas como el Día Internacional de la Juventud y el aniversario 93 del natalicio de Fidel.

Los círculos infantiles estuvieron abiertos durante todo el verano. Foto: Cortesía de la Dirección de Educación.

En tanto las escuelas Josué País y José Almuiña acogieron a aquellos niños cuyos padres se encontraron trabajando; allí recibieron la atención y cuidado de los especialistas encargados, a la vez que visitaron museos, realizaron excursiones, viajes recreativos, actividades culturales, deportivas y otras.

Asimismo, los pequeños pudieron participar en talleres de apreciación y creación impartidos por los instructores de arte de la Casa de Cultura de Nueva Gerona, en las manifestaciones de artes plásticas y teatro.

Los pequeños pudieron participar en talleres de apreciación y creación de las artes plásticas. Foto: Cortesía de la Dirección de Educación.

De igual forma la escuela de idiomas Eduardo Pérez ofreció el curso Inglés para Niños, en la escuela Josué País, impartido por estudiantes universitarios, quienes donaron días de descanso para enseñar a los más pequeños elementos básicos de ese idioma, bajo el lema ¡Vive el verano con alegría y disfruta mientras aprendes!.

 

Los Felinos, campeones nacionales del Movimiento de Pioneros Exploradores de la Educación Especial, recibieron el merecido reconocimiento del pueblo y las autoridades locales que disfrutaron junto a la familia para celebrar los logros.

Junto a sus familias Los Felinos celebraron sus logros en la competencia nacional de Pioneros Exploradores. Foto: Cortesía de la Dirección de Educación.

PARA LOS MAESTROS TAMBIÉN HUBO VERANO

No solo tuvieron en cuenta a los muchachos, sino también a los maestros, como parte de la atención y estimulación a trabajadores del sector. Para ello se prepararon excursiones a la comunidad  Cocodrilo, la playa Bibijagua, el Granjero y otros, acompañados de su familia y a un precio módico, en correspondencia con las condiciones y las posibilidades.

Con esas ofertas de naturaleza, senderismo y educación ambiental los docentes se deleitaron, mientras 100 especialistas de Educación Física, más de 35 profesores de Computación, 20 bibliotecarias y 35 instructores de arte ubicados en la Guerrilla se mantuvieron activos en el plan vacacional.

Sin incurrir en grandes gastos a la economía el reto fue promover la creatividad, la diversidad, la belleza y el buen gusto en cada espacio y opción de esparcimiento en ese tiempo libre.

Puede decirse que fue un verano completo que, con la motivación del inicio del nuevo período lectivo, cerró en el sistema educacional pinero sin dejar de aprender y divertirse al mismo tiempo.

Educación Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Sociocultural en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *