Donde Ernesto Guevara no solo es nombre

Foto: Gerardo Mayet Cruz

No solo el nombre vincula a la escuela primaria Ernesto Guevara de la Serna con la trascendental figura revolucionaria. Todo cuanto se realiza allí tiene un sentir guevariano y se visualiza de inmediato en la entrada del centro con las disímiles imágenes y frases del Che.

Los alumnos conocen al dedillo su vida y obra, cada destacamento pioneril tiene preparado un módulo cultural relacionado con él y la disciplina y organización enorgullece al visitante, los resultados pioneriles y docentes son satisfactorios y por si fuera poco, la directora del centro pisó la tierra por donde caminó el Guerrillero Heroico antes de morir.

Razones suficientes para acercarse a los pioneros y educadores de esta institución y descubrir sus pasos en tan honrada tarea: ser como el Che, a 50 años de su muerte en Bolivia.

SER Y HACER

Geisa de la Caridad García Oscari es una niña muy vivaz y excelente oradora, cursa el sexto grado al igual que los otros compañeritos partícipes en el interesante intercambio que sostuvimos en la biblioteca del plantel, donde sus encargadas nos atendieron amablemente.

“Asistir a la escuela, estudiar, respetar a mis maestros; demostrar con acciones que respetamos al Che, que la consigna pioneril no son palabras solamente sino hacerlo de verdad”, resumió sin titubear la jovencita, ganadora a nivel municipal del concurso Sabe más quien lee más, ante la pregunta cómo honras a Ernesto.

A ella le causa interés que este gran hombre se convirtiera en médico debido a su asma, así como su internacionalismo, que lo marca para siempre como un argentino de corazón cubano y sentimientos solidarios repartidos en el mundo.

Lizmaritza Valdés Zayas expresa que una de las mejores maneras de continuar su ejemplo “es leyendo porque al guerrillero le gustaba mucho leer y nosotros debemos seguirlo, y como decía Geisa, tenemos que decir bien alto el lema, pero no solo decirlo, hacer esa acción”, concluye la estudiante con actitud segura y enérgica.

Nelson Magdiel Burgos, premiado en el concurso Amigos de las FAR, agrega: “Al Che le encantaban los deportes, sobre todo los de pensar, que fueran difíciles de jugar como el ajedrez, eso me gusta  y admiro también como él fue a luchar a otros países para liberarlos como hizo en Cuba”.

Entre evocaciones transcurrieron los minutos allí. Los pioneritos, con sus uniformes impecables, respondían sin cesar acerca de la niñez del Comandante Guevara. “Le gustaba montar bicicleta”, “y tuvo dos perros, uno se llamaba Negrita”, “y practicaba natación”, “leía”, “estudiaba cantidad en casa pues no podía ir a la escuela por el asma”, expresan casi al unísono los colegiales presentes como Anthony Piteira, Anam Cintado, Enyileidis Pérez y Yordan Verdecia.

Antes de concluir, Geisa nos sorprende con una poesía que escribió a propósito de la fecha que conmemora la muerte del Che. Todos quedamos atónitos con sus versos, ¿cómo puede escribir así una niña de sexto grado? Y le aplaudimos.

DE SATISFACCIONES Y RESULTADOS

La Ernesto Guevara es la institución escolar más grande del poblado La Fe, inaugurada el primero de septiembre de 2002. En su entrada, personajes de un clásico animado cubano, Elpidio Valdés y Palmiche dan la bienvenida a diario a los 502 niños que cursan ahí desde preescolar hasta sexto grado, así como al claustro y personal de servicio que suman más de 80.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Bárbara Álvarez Guerra fundó y dirigió el centro hasta el 2009 que sale de misión internacionalista a Bolivia, lugar en el que tuvo la oportunidad de visitar la escuelita La Higuera, en Vallegrande donde el Che fue apresado y luego asesinado. “Es conmovedor ese lugar, ver su uniforme, ese terreno sagrado que sus pobladores cuidan y respetan con dedicación”, comentó emocionada la directora del plantel, nuevamente, desde octubre del 2014.

Y en su escuela el espíritu guevariano se refleja en la obtención, indistintamente, de la condición de Destacada o Vanguardia por los resultados pioneriles y docentes; repercutir, aunque no en todos los cursos, como centro 100 % Promoción al pasar de grado todos sus estudiantes, lograr los primeros lugares en la exposición de Huertos Escolares, satisfactorio desarrollo del círculo de interés de Pedagogía.

A lo que Yuneysi Cowans Lombart, profesora de Computación y guía base en el año anterior, agrega: “Siempre hemos tenido destacados resultados en los festivales de habilidades, en la Copa Zonal Pioneril donde los primeros lugares en la mayoría de los deportes nos lo llevamos nosotros y también en el trabajo integral del movimiento de exploradores y el funcionamiento del Comité de Base de la Unión de Jóvenes Comunistas”.

Es relevante la responsabilidad y compromiso con que se desenvuelve esta primaria; sin dudas, el Guerrillero Heroico estaría orgulloso de ella, como se muestra la bibliotecaria Magalys Godoy Guerra cuando me refiere acerca de los premios en los concursos Sabe más quien lee más, Leer a Martí y su premio especial Hortensia Pichardo, Girón en la historia, Amigos de las FAR, El poder de la higiene hazlo tuyo, entre muchos otros.

CENTRO PROMOTOR COMUNITARIO

Foto: Gerardo Mayet Cruz

“Estamos trabajando por la calidad, por intensificar el vínculo escuela y sociedad para convertirnos en un centro promotor de la comunidad”, subraya Bárbara Álvarez y prosigue: “Hemos convenido con el Joven Club de Computación y Electrónica, el organopónico de la zona, con la Casa de la Cultura, la librería y la biblioteca Waldo Medina”.

“Por otra parte, en este mes potenciamos las actividades acerca del Che y de Camilo, para las cuales invitamos a las entidades culturales mencionadas y realizar ventas de libros referidos al tema, lectura de poesías, exposición de dibujos, conversatorios, simultáneas de ajedrez y la gala municipal que tendrá lugar aquí el lunes nueve”, destaca la líder docente.

Los padres de los alumnos también aportan su granito de arena a la labor educativa, como lo hace la abuela Efigenia González, presidenta del Consejo de Padres, quien confeccionó una gran galería de fotografías de Fidel para la escuela y otra de Ernesto Guevara y siempre está dispuesta a participar en las actividades.

Y no podía marcharme de este lugar sin antes conversar con su jefa de colectivo, la pionera Gabriela Vázquez quien siente el deber de inculcar a sus compañeros el amor por la patria y sobre todo de estudiar “y que conozcan más sobre el Che para que puedan ser como él”, finaliza la alumna de sexto grado.

El lema de la escuela proyecta el objetivo que persiguen continuamente y Gabriela lo expresa: “Hoy hicimos más que ayer pero menos que mañana y no habrán fuerzas humanas que nos puedan detener. La escuela Ernesto Guevara de la Serna siempre presente ¡Hasta la victoria siempre! Che”.

 

Foto: Gerardo Mayet Cruz

 

Foto: Gerardo Mayet Cruz
50 Aniversario de la caída del Che Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *