Donar sangre y vida

Foto: Cortesía del Banco de Sangre

Con cada donación de sangre se pueden salvar tres vidas, según informa el sitio www.donarsangre.org. Y es que en los milímetros obtenidos por extracción están presentes tres componentes básicos: hematíes, plasma y plaquetas.
Estos son fundamentales en las transfusiones sanguíneas y producción de hemoderivados que luego se emplean en el tratamiento a mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y al parto, niños con anemia grave, pacientes con trastornos hematológicos y de médula ósea, alteraciones hereditarias de hemoglobina e inmunodeficiencia, víctimas de accidentes y traumatismos, así como personas sometidas a intervenciones quirúrgicas.
Mientras que en el mundo un por ciento ínfimo de las donaciones se hacen de forma voluntaria, en Cuba esta es la máxima que predomina gracias al carácter solidario de la población.
El trabajo sostenido y de conjunto entre las direcciones de Salud Pública y los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en cada provincia influye de manera significativa en la toma de conciencia sobre la necesidad de sumarse a la tarea que convierte en héroes diarios a hombres y mujeres.
POR DÓNDE CORRE LA SANGRE PINERA
Aunque el Municipio históricamente ha sido reconocido entre los mejores por su aporte en este campo, cada día se hace más necesaria la incorporación de nuevos donantes.
De acuerdo con la licenciada Einy Nápoles Ortiz, directora del Banco de Sangre Roberto Hernández Smith, cerca de un 60 por ciento de los donantes actuales aquí forman parte de una población envejecida, por lo que resulta imperativa la captación de sangre joven al programa de donantes voluntarios.
“La situación energética por la que atraviesa el país también nos afecta de forma directa, pues aunque no se han detenido nuestros servicios, sí se dificulta, por ejemplo, la salida en el banco móvil, el cual garantiza el acceso a las comunidades más alejadas”, explicó.
“Hoy el centro cuenta con más de 1 000 donantes de los diferentes grupos sanguíneos, pero una buena parte de ellos radican en áreas distantes como La Victoria y La Fe, donde el transporte está complicado.
“Nosotros tenemos un plan mensual de 250 donaciones, pero entre el tiempo imprescindible de espaciado entre una y otra y factores como el deficiente transporte, a veces se hace trabajoso cumplir”, dijo.
“Esto no quiere decir que no estemos tomando las medidas necesarias para incrementar nuestro aporte. Entre las acciones que se llevan a cabo están el llamado desde los diferentes centros de salud –incluidos los consultorios del médico de la familia– a los posibles donantes, a través de charlas donde se explica la importancia de esta labor en la salvaguarda de la vida y en la producción de medicamentos exportables, por lo que el apoyo es también a la economía nacional.
“Además, fortalecemos el trabajo con los jóvenes desde las unidades militares y los destacamentos 60 aniversario de los CDR, así como la Feem y la Feu.
“Todo va aparejado a las buenas condiciones con que cuenta nuestra unidad. Poseemos el equipamiento necesario y el confort para ofrecer una labor de calidad, además de trabajadores muy bien preparados y en constante superación.
“Hoy tenemos 17 tecnólogos capacitados con especialidades y maestrías, pues en el banco se realizan también el programa de plasmaféresis y la terapia regenerativa que en la actualidad solo se aplica aquí a la oftalmología”, destacó la especialista.

Foto: Cortesía del Banco de Sangre

INTERÉS DE TODOS
Por su parte, la funcionaria de Organización y apoyo a las tareas de la economía de la Dirección Municipal de los CDR, Felicia Pacheco Martínez, recalcó el vital rol de la organización de masa en la captación de nuevos donantes y el incentivo por participar en esta misión de altruismo que es sinónimo de vida.
“Nuestro quehacer es diario, pero los tiempos han cambiado y hoy se hace más difícil captar a los jóvenes al programa, por ello buscamos la unión con las direcciones estudiantiles y los consultorios, mas estos últimos tampoco colaboran siempre.
“Por citar un ejemplo, el que se radica en 32 y 57 nos ha aportado varios nuevos donantes, pero no todos los médicos y enfermeras realizan ese trabajo político ideológico necesario y hay que entender que ampliar el radio de acción es tarea de todos los que apreciamos la vida.
“Otro fuerte apoyo son los centros promotores; hoy tenemos 25 en el territorio, estos no son más que los centros laborales donde periódicamente intervenimos para motivar a los donantes. Aquí se destacan la Delegación de la agricultura, Formatur, la CTC, el Inder, la UJC y el combinado deportivo Arturo Lince.
“Además de la Feu de Ciencias Médicas, que recientemente abanderó un destacamento de 14 nuevos donantes y espera ampliarlo sumando a todas sus unidades docentes”, agregó la funcionaria.
¿TE SUMAS?
Sin duda el programa de los donantes voluntarios de sangre es uno de los más humanos y nobles aportes que se puedan hacer en pos de la protección a la vida.
Librar de prejuicios infundados como que se sube de peso al donar o que ello puede generar problemas de salud a largo plazo, son parte importante a la hora de incentivar a otros a sumarse a esta acción.
Según Einy Nápoles, en el banco de sangre, de forma confidencial, los donantes obtienen, además de la satisfacción de ser útiles, información integral acerca de su estado de salud.
Que la población conozca que detrás de cada bolsa donada está el rostro agradecido de los miles de pacientes es un incentivo más que suficiente para involucrarse en esta misión.
Las 250 bolsas mencionadas con anterioridad como plan mensual deben verse no como una cifra en frío, sino como la garantía de que nosotros o cualquier miembro de nuestra familia siga contando con la sangre necesaria para salvar su vida ante una situación de riesgo.
Generosidad, altruismo, desinterés, sensibilidad y altísima expresión de amor son las palabras que vienen a la mente para calificar a quienes de manera voluntaria participan en esta tarea y también para hacer el llamado a otros a incorporarse, a convertirse en héroes de la vida y del pueblo cubano.

Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *