Domingo para celebrar y agradecer

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Este tercer domingo de julio tendrá otra vez el protagonismo de los barrios, que le dedican a sus pequeños iniciativas desde días antes.

Un contagioso ambiente de júbilo, cariño e infinito amor reina lo mismo en Nueva Gerona que en las comunidades más apartadas, donde no faltan las competencias, los juegos, ni los bailes infantiles.

Para escoger la fecha en que se debía festejar el Día de los Niños, Fidel lo consultó con ellos. Fue el seis de julio de 1973 cuando por primera vez se celebró, aunque luego se decidió que fuera el tercer domingo del séptimo mes del año.

“Entonces, como regalo a los maestros y como regalo a los padres, los pioneros vamos a proponer que el Día del Niño –igual que es el de las Madres y el de los Padres– en vez de ponerlo en una fecha fija, sea el tercer domingo de cada mes de julio… Estará todo el mundo alegre, …feliz,… de fiesta”, afirmó el Comandante en Jefe al año siguiente desde el Campamento de Pioneros del Parque Lenin, en La Habana, entre exclamaciones y aplausos.

Mucho se ha dicho y escrito sobre los infantes, mas, este especial tercer domingo de julio, luego de una batalla en que se cuidó con celo a nuestros pequeños contra la COVID-19 y ellos cumplieron con disciplina sin salir de casa, habrá un motivo más para celebrar y seguir sujetando los deseos, estar debajo de sus sueños y regalarle la vida a quienes más que todo nos devuelven esperanza.

A Fidel, el “pionero mayor”, y a la Revolución, agradecen los “pinos nuevos” tantos sueños realizados y las muchas pruebas de que un mundo mejor es posible.

Día de los niños
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *