Díaz-Canel: “Asistir a cada persona con subsidio hasta lograr que tenga su vivienda”

El Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y el Comandante Ramiro Valdés este jueves en los debates de las comisiones permanentes de trabajo en el Parlamento cubano. Foto: Ariel Ley Royero/ ACN.

Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, aseguró que más allá de trabajar entre todos los organismos implicados en un programa tan sensible como el de los subsidios para que personas vulnerables socioeconómicamente construyan sus viviendas, resulta necesario llegar a cada una de ellas con mejores orientaciones y un seguimiento efectivo.

Durante su intervención este jueves en el Palacio de Convenciones de La Habana en el debate de diputados cubanos sobre los resultados de la fiscalización a las tiendas de materiales de la construcción para subsidiados, el jefe de Estado constató, en voz de los propios legisladores, varias deficiencias que aún atentan contra la voluntad política para resolver un problema acumulado como es el de la vivienda.

El encuentro se desarrolló como parte de las reuniones previas a la tercera sesión extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el que también participaron Esteban Lazo, titular del Parlamento; y los vicepresidentes de los Consejos de Estado y de Ministros, Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés, e Inés María Chapman.

“De la misma manera que es legítimo lo logrado en materia de fiscalización nos preguntamos  ¿por qué no se detectaron antes las insuficiencias? ¿Por qué tienen que ir los diputados a chequear un problema visible a nivel de circunscripción, consejo popular, municipio y provincia? ¿Por qué unos tienen que hacerles el trabajo a los otros?”, interrogó el mandatario.

Díaz-Canel añadió que si las dificultades son evidentes, se necesita discutirlas en las asambleas de rendición de cuentas y en todos los espacios creados,a fin de solventarlas en cada localidad.

Dijo que independientemente del control, los mecanismos y procedimientos, hay ineficiencias vinculadas con la corrupción, las ilegalidades, y que ello “no puede seguir acumulándose ni obstaculizando nuestro accionar”. En ese sentido, llamó a enfrentarlas decisivamente y con más firmeza.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez asiste este jueves a los debates de las comisiones permanentes de trabajo del Parlamento cubano. Foto: Ariel Ley Royero/ ACN.

Entre las reflexiones compartidas por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, estuvo la importancia de los Organismos de la Administración Central del Estado implicados en un tema tan sensible para la población; sin embargo, alertó que “desde esas estructuras no se pueden suplir los procesos a nivel de base, ni la responsabilidad del municipio y la provincia”.

“Hay suficientes cuadros aquí para ir todos los días a visitar al menos un caso con subsidio en una circunscripción, pero eso no es lo que estamos haciendo”, criticó.

Díaz-Canel subrayó la pertinencia de asegurar políticamente los procesos , y la necesidad comunicarlos, argumentarlos, explicarlos, organizarlos, evaluarlos  y, convocar a todas las fuerzas políticas y de la sociedad a intervenir e involucrarse en ellos.

En otro momento de su intervención ante los diputados, el Presidente cubano insistió en eliminar de una vez las trabas y burocracia que enlentecen los resultados, así como también simplificar los trámites y ubicarlos en un solo lugar, a tono con las experiencias del tornado del 27 de enero último, que agravó las afectaciones en el fondo habitacional de varios municipios habaneros.

“Lo único que tenemos que controlar es lo oportuno y necesario para lograr el orden; no obstante cada vez hay más papeles, modelos, y las personas necesitadas deben ir a más lugares”

A propósito, el mandatario habló de la pertinencia de informatizar esos procesos y sustentarlos en el comercio electrónico, “para acabar con el dinero de por medio, lo que propicia el delito y la corrupción”.

Otro de los aspectos señalados por Díaz-Canel fue el de lograr sistemas de gestión administrativa y empresarial eficientes, los cuales constituyen un freno a la burocracia.

“Nos está faltando dirección colegiada, hay trámites que no podemos dejar en manos de una persona porque si se corrompe daña el proceso y le resta agilidad”, observó, a la vez que mostró su preocupación por la falta de calidad a la hora de brindar el servicio a la población en las tiendas de materiales de la construcción, conocidas como rastros.

El mandatario enfatizó que los dirigentes deben tener sensibilidad ante los problemas de la gente, inquietud revolucionaria, “nos tienen que doler las cosas cuando vayan mal, existen lugares donde no atienden bien a las personas, la mayoría con desventajas desde el punto de vista económico social, donde se les engaña”.

También llamó a compartir responsabilidades, y en ese particular reconoció que los subsidiados han de interesarse y “ser leales con este programa, hasta finalizar con la terminación y legalización de su vivienda”.

“En la coyuntura económica que estamos viviendo, necesitamos unidad, y si a un programa como este destinamos recursos y no se materializa no estamos ahorrándolos”, abundó, y pidió que los diputados sigan ejerciendo fiscalizaciones, no solo en ese tema.

Soluciones urgentes a problemas no tan nuevos

Diputados cubanos analizan resultados de la fiscalización a las tiendas de materiales de la construcción para subsidiados. Foto: Ariel Ley Royero/ ACN.

En el análisis que reunió a legisladores de las comisiones de Industria, Construcciones y Energía; de Atención a los Servicios, y de Asuntos Económicos, se informó que la fiscalización a las tiendas de materiales de la construcción abarcó 297 instalaciones de ese tipo (el 88% de las existentes en el país) y 24 mil 688 viviendas.

María del Carmen Concepción, presidenta del grupo de Atención a los Servicios, presentó los resultados de ese control en 15 provincias, y en el cual participaron cuatro mil 204 personas, de ellas 189 diputados, además de funcionarios y estudiantes universitarios.

De acuerdo con el informe, en la mayoría de los municipios se incumple el Acuerdo 8093 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, que reglamenta lo relacionado con los subsidios; se viola el término de 70 días hábiles para dar respuesta a las solicitudes.

Entre los problemas también sobresalieron el exceso de burocracia y lentitud en los trámites, dictámenes técnicos y falta de abastecimiento o deterioro de materiales de la construcción en los rastros. Unido a eso, no siempre se evalúa de manera integral el estado constructivo de las viviendas, lo que impide determinar los recursos y el monto de financiamiento a la persona.

Violaciones de proyectos, inmovilidad de cuentas en los bancos, y manifestaciones de maltrato y mala orientación a las personas, también figuraron entre las deficiencias detectadas en el control.

No obstante, el documento reveló que la mayoría de los beneficiados agradecen a la Revolución y reiteran que este programa ayuda a las personas con falta de solvencia económica.

El diputado Gerardo Hernández, por Arroyo Naranjo, insistió en “resolver de inmediato el completamiento del personal en el área de la vivienda, y a controlar el dinero destinado a este programa” que ha beneficiado desde 2012 a más de 139 mil familias y para el cual el Estado cubano ha erogado cinco mil 542 millones 800 mil pesos.

Por su parte, la legisladora Marcia Peñoso, por el municipio pinareño de Los Palacios, abogó por capacitar a los subsidiados para que puedan entender el proceso y disminuir las deficiencias en el uso del dinero y con ello, lograr la terminación de las Células Básicas Habitacionales.

A tono con ese planteamiento, Yanis Ramírez, por Granma, insistió en reforzar el acompañamiento de las autoridades desde los inicios hasta la conclusión y legalización de la vivienda de los beneficiados.

“La falta de integralidad entre varios factores como los consejos de la administración, la vivienda, el banco y comercio, atenta contra la agilidad y veracidad del proceso para que la persona necesitada resuelva de inmediato y poder eliminar la burocracia”, apuntó la diputada María Petra Patterson Adams, por Holguín.

Otros criterios de los legisladores estuvieron relacionados con los procesos de convocatoria al programa y la falta de conocimiento en la población de cuáles son los pasos para obtener un subsidio, los medios de medición y calidad de los materiales en los puntos de venta, y la contratación del transporte y la mano de obra -en su mayoría trabajadores por cuenta propia- para ejecutar las acciones constructivas.

El ministro de la Construcción, René Mesa, dijo que en manos de los subsidiados hay aún mil 307 millones de pesos sin ejecutar desde hace más de dos años.

Por su parte, Betsy Díaz, ministra de Comercio Interior, señaló que en las tiendas de materiales existe un trabajo enfocado en los administrativos; “más del 20 por ciento de ese personal tenía antecedentes penales”.

A ello se une la falta de medios técnicos para despachar los materiales, como el árido, y en cuanto a la comercialización, hay algunos de lento movimiento y “un nivel importante de productos con deterioro”.

La titular de Comercio añadió que una línea priorizada para el comercio electrónico es incidir en la instalación y uso de los terminales de punto de venta (POS) en las tiendas, lo cual no es privativo de los subsidios, en tanto “elimina la venta en efectivo”.

Sesionan comisiones permanentes de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: Ariel Ley Royero/ ACN.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *