Diálogo franco para salvar la cultura

Repensar, impulsar y promover la cultura en sus diferentes manifestaciones para hacerla atractiva y accesible a todos los públicos fue una de las directrices del tercer encuentro entre artistas y autoridades locales realizado esta vez en el hotel Rancho del Tesoro.

Foto: Yenisé Pérez Ramírez

Al análisis de los acuerdos adoptados durante el pasado IX Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) que aún no se terminan de concretar correspondió la primera parte de la jornada. Ese fue el caso del Jardín de la Rumba, el cual aseguró la directora de Cultura, Iraida Zayas, se prevé materializar en el espacio El Caribeño detrás del cine Caribe con frecuencia quincenal una vez que se estabilice la situación energética del país.

Zayas destacó el apremio de seleccionar entre los diversos proyectos este año uno bien representativo para que sirva de eje central de las festividades por el aniversario190 de la fundación de Nueva Gerona.

Rafael Carballosa, presidente de la Uneac aquí, ponderó el buen diálogo intergeneracional entre las vanguardias de la Asociación Hermanos Saíz y la Uneac como fortaleza del movimiento artístico.

“Es importante tener encuentros como este para reconocer lo bueno, pero es necesario ventilar además preocupaciones del gremio. La estandarización de la estética urbana es una de ellas, máxime cuando no está en consonancia con la identidad pinera, hoy no se respetan los saberes y el resultado es la ejecución de todo tipo de proyectos a manos de trabajadores por cuenta propia y no de nuestros artistas. Resulta imperante que entidades como Patrimonio, el Instituto de Planificación Física y la Comisión para el Desarrollo de la Escultura Monumental y Ambiental tengan voz en el desarrollo de estos proyectos en pos de que las instituciones garantes de la política cultural tomen las mejores decisiones posibles”, dijo.

Con evidente preocupación la escritora y directora del Centro Municipal del Libro y la Literatura, Liudys Carmona, hizo un llamado a la máxima dirección del Municipio a revisar la precaria situación de la librería ubicada en el Paseo Martí, lugar de gran importancia en la vida de los pineros que hoy sufre serios problemas constructivos.

La necesidad de fortalecer la enseñanza artística, sobre todo de la especialidad de plástica, fue un tópico bastante debatido, donde muchos reconocieron que desde el cierre de la academia Wifredo Lam esta manifestación se ha debilitado.

“En un tiempo la Isla tuvo un movimiento de la plástica fuerte, hoy de eso queda poco. Contamos ahora con un grupo de tres o cuatro muchachos jóvenes muy buenos que están trabajando de manera intensa; quedaría ver si se puede incorporar esa especialidad a nuestra escuela elemental de arte Leonardo Luberta para captar nuevos talentos desde la base”, opinó el reconocido crítico Freddy David Rodríguez.

Otros temas abordados fueron la importancia de, sin elitismos, mantener los diseños culturales de los espacios, pues al ser pocos convergen todo tipo de público y en ocasiones los gustos y las preferencias de algunos entorpecen los programas establecidos; de igual forma la necesidad de incorporar a los planes de estudio asignaturas relacionadas con la historia local en función de preservar  la cultura patrimonial; la inadecuada gestión de la Empresa Municipal de la Música y los Espectáculos como fuente de empleo para los artistas y el viejo anhelo de contar aquí con una Casa de la Música.

Las autoridades locales, por su parte, recalcaron que a pesar de los más de cuatro meses libres de covid-19, el territorio debe seguir con el cumplimiento de las medidas establecidas para evitar un rebrote, de ahí que continuarán siendo normas el uso del nasobuco y las 12 de la noche como hora límite para cualquier actividad cultural.

Además, informaron que se proyecta la recuperación de diez parques infantiles en diversos consejos populares.

Casi al concluir el encuentro la profesora universitaria e investigadora Liudyana Domínguez presentó al gremio artístico la política territorial para impulsar el desarrollo local, la cual se basa en la autogestión del Municipio en aras de su crecimiento económico y el bienestar social.

La jornada fue propicia para reconocer al Sindicato Municipal de la Cultura a propósito de celebrar el siete de septiembre un nuevo aniversario de su fundación.

Cultura Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *