Día inolvidable y de vanguardia

Foto: Archivo

Han pasado 55 años de la noche en la que el teatro Chaplin (hoy Karl Marx) vibró al compás de la euforia y la cerrada ovación del auditorio puesto de pie, al entrar los dirigentes históricos de la Revolución con Fidel al frente.

Cuando el Máximo Líder preguntó cuál debía ser el nombre de la vanguardia política a partir de ese momento, ya superadas las etapas de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (Ori) y del Partido Unido de la Revolución Socialista (Purs), a una sola voz estalló la respuesta:“¡Comunista! De este lado: ¡Comunista! Del otro: ¡Comunista!  De arriba: ¡Comunista!”

Ese domingo tres de octubre de 1965, presentaron al pueblo el primer Comité Central del Partido que acordó nombrar a la organización política: Partido Comunista de Cuba (PCC) en consonancia con el grado de desarrollo alcanzado, la conciencia de sus miembros y los propósitos de la Revolución.

Significaba, como subrayó Fidel: “(…) no lo que habíamos sido ayer, sino lo que somos hoy y lo que queremos ser mañana (…)”.

Leyó, a su vez, la carta de despedida del Comandante Ernesto Guevara de la Serna, que partió a nuevos combates contra el imperialismo dondequiera que esté. Respecto a su ausencia habían tejido numerosas mentiras las fuentes occidentales. Era invitada de honor Aleida March Torres, esposa del Che.

Informó también la determinación de unir los periódicos Revolución y Hoy en un único órgano oficial que “llevará el nombre de Granma, símbolo de nuestra concepción revolucionaria y de nuestro camino”.

La letra y el sentir de lo acordado en las sesiones del  inolvidable encuentro están vigentes en el Partido que mantiene su nombre de comunista y permanente vínculo con el pueblo, es único, martiano, fidelista y marxista-leninista.

Hoy, en su condición de fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado vela por la implementación de la Estrategia económico-social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la covid-19, lo cual conducirá a estar en condiciones más favorables para los análisis que se harán en su Octavo Congreso.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *