Desvelos de la familia mayor por sus menores

Foto: Diego Rodríguez Molina

En Isla de la Juventud los CDR realizan debates en los barrios para reflexionar con las familias acerca de su responsabilidad en el cuidado a los niños y adolescentes y otros fenómenos negativos que dañan la tranquilidad

Aunque Cuba alcanza resultados positivos en importantes indicadores referentes a la protección de la infancia, lo que la convierte en el país de América Latina con mejor calidad de vida para los más pequeños, en las barriadas de la Isla de la Juventud los integrantes de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y demás vecinos comparten la preocupación por los descuidos de algunos padres respecto a sus hijos.

En la esquina de 30 y 49 en el Consejo Popular de Pueblo Nuevo se reunieron varios cederistas de la zona 54 de los CDR con la teniente Madelaines Matos Rodríguez, del órgano de atención a menores del Ministerio del Interior, para reflexionar con las familias acerca de su responsabilidad en el cuidado a los niños y adolescentes y otros fenómenos negativos que dañan la tranquilidad de la población.

Luego de criticar situaciones como la de muchachos que deambulan a altas horas de la noche y madrugada sin que las personas mayores a cargo de ellos sepan siquiera con quienes andan, exigieron a las familias cumplir con sus deberes la obligación de saber a dónde salen los hijos, con quienes se reúnen, en fin, estar al tanto de sus movimientos y demás detalles para aconsejarlos a tiempo.

Comentó la especialista que ese control sistemático puede parecer formalidad, pero no lo es, ya que evita que los infantes puedan vincularse no solo con el peligroso mundo de las drogas, sino asociarse a delitos, que en el caso de los menores hace responsable a los padres por no tener el control a que están obligados a mantener.

Refirió también que en Cuba el Estado protege jurídicamente a la familia y al menor, mediante normas jurídicas que sancionan a los comisores de delitos contra el normal desarrollo de la familia, la infancia y la juventud, por lo cual se establecenseveras sanciones.

Alberto Cánova Hernández, Juana Carrazana Rosabal y otros participantes recordaron que dadala vulnerabilidadde los hijos en edades tempranas hay que estar alertas para ayudarlos oportunamente y que independientemente de la situación material, los tutores tienen que cumplir su rol en la formación de su prole.

Otros enfatizaron que los padres tienen el deber de educar siempre a sus hijos con métodos y maneras adecuadas, con afecto, sin acudir a la violencia física, maltrato psicológico, ni tratos humillantes, por lo que se llamó a todos en la cuadra a elevar la exigencia y dialogar más con las familias requeridas de orientación.

Varias intervenciones apoyaron las medidas profilácticas adoptadas en centros nocturnos como la Mecánica y las sanciones impuestas a personas que violan sus obligaciones con infantes, pero insistieron en que al parecer no son suficientes las acciones, requieren más sistematicidad y propusieron incrementar los espacios apropiados para niños, adolescentes y jóvenes tanto para la cercana etapa de verano como de forma permanente.

De estos temas y sus peligrosas consecuencias continúan realizándose debates en barriadas y organizan conversatorios en centros educacionales a los cuales se invitan a las familias y demás factores relacionados con esa inquietud.

En este debate de la zona 54 y otros lugaresigualmente se recordó que las tareas de prevención no son exclusivas de la familia, la escuela y el órgano de Menores, sino de un conjunto de factores, organismos y organizaciones como la FMC y los CDR, que dan prioridad a ese análisis en el proceso hacia su 9no Congreso, y que conllevan a una efectiva la labor profiláctica y a la constante vigilancia de quienes incumplan sus deberes con los infantes.

 

Otras de la Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *