Destacan en la Isla aporte de Fidel en obra educacional

Foto: Gerardo Mayet Cruz

A cuarenta años de iniciada la educación internacionalista en la Isla de la Juventud historiadores y protagonistas de esa obra singular en el mundo rindieron tributo al eterno líder de la Revolución Cubana, Fidel, en ocasión del aniversario 91 de su natalicio este 13 de agosto, y quien fundó ese noble proyecto que formó a miles de niños y jóvenes de 37 naciones, desde 1977 hasta fines de la última década del pasado siglo.

El primer paso para la materialización de esta idea ocurrió durante la visita del entonces Ministro de las FAR Raúl Castro a Angola en julio de 1977, quien a nombre de Fidel ofreció al entonces presidente angolano, Agustinho Neto, la creación de cuatro escuelas en Cuba con capacidad para 600 alumnos.

Entre anécdotas, décimas y otras iniciativas, los participantes en el encuentro realizado en la delegación territorial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, redescubrieron la historia de esa tarea educacional sin precedente en el mundo y rememoraron los lazos de solidaridad y afecto entre la Revolución Cubana y en especial el territorio pinero, con países de África, Asia y América Latina.

En el intercambio organizado por la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC) y la Asociación de Pedagogos de Cuba (APC) en  Municipio Especial, de igual modo recordaron a aquellos infantes, algunos analfabetos y la mayoría de muy escaso nivel educativo, que incluso nunca habían visto una escuela o un lápiz de escribir, quienes se convirtieron en hombres y mujeres en los centros académicos cubanos y se lucen hoy como excelentes profesionales.

Roberto Únger Pérez, historiador de la ciudad, reconoció al pueblo pinero como el principal exponente del proceso de formación cultural y social de aquellos jóvenes, algunos sobrevivientes de la masacre de Cassinga en Namibia por fuerzas sudafricanas, que Cuba rescató de las guerras y las rencillas tribales.

En esos años al llegar aquí a la Isla aprendieron todo lo necesario para defenderse en la vida, desde cómo relacionarse entre ellos, cuestiones de convivencia, sexualidad, elementos indispensables de la comunicación y detalles de los diversos idiomas y dialectos allí reunidos.

El también profesor de la Universidad local exhortó a los pineros a no olvidar el alcance espiritual de las familias que asumieron a aquellos muchachos los fines de semana, quienes se separaron de las suyas desde edades tempranas y a continuar multiplicando ese ejemplo.

La práctica del internacionalismo y la solidaridad de la Revolución  se aplicaron en estas escuelas de forma absolutamente desinteresada y han sido siempre de las cualidades más sobresalientes que atesora el pueblo cubano en su formación cultural e integral. Con la iniciativa del Comandante en Jefe se desterró la ignorancia, la incultura y el analfabetismo.

 

Educación Isla de la Juventud
Damarys Bravo González
Damarys Bravo González

Especialista de Posgrado en Educación Superior. Licenciada en Literatura y Español en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *