Desfile de pañoletas en La Fe

Foto: Marianela Bretau Cabrera

Sin dudas, el inicio del curso escolar es uno de esos días que los padres disfrutamos con total orgullo. Con antelación nos sumergimos en la preparación de los uniformes, la búsqueda de los zapatos, medias, mochilas, forros para los libros y las libretas, entre otros implementos, porque ese gran día marca el comienzo de una etapa en la vida de nuestros hijos y en la de nosotros también.

Este lunes, mientras llevaba a mis pequeños para el círculo infantil –donde también se realizó un acto como en los más de 10 centros escolares existentes en La Fe– un desfile de pañoletas azules y rojas, sayas y pantalones amarillos, azules y carmelitas dibujaban las calles junto a los infantes que inician el grado prescolar y aquellos que comienzan la Universidad.

Fue inevitable imaginarme a mi primogénito de cuatro años vestido de uniforme y el entusiasmo del primer día cuando me vi rodeada de cientos de niños y padres orgullosos en la escuela Magaly Montané Oropesa, donde estudié la enseñanza Primaria y de la cual atesoro recuerdos muy gratos de mi niñez.

Compañeros de aula de ese entonces estaban allí esta mañana con sus retoños, en la misma escuela donde aprendimos a leer y  escribir, educadores de aquella época aún siguen ahí, muchas auxiliares pedagógicas de hace 15 septiembres son las maestras ahora y el lugar me parece el mismo, ideal para aprender, jugar, compartir y descubrir un mundo maravilloso a través de los libros y las enseñanzas de los profe. Yo vuelvo a matricular el curso que viene.

Foto: Marianela Bretau Cabrera
Educación Otras de la Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *